Los codos rojos y el sofá de mimbre

Vaya, últimamente y para vuestra desgracia estoy escribiendo mucha mierda aquí.

Os jodéis. Seguro que estáis encantados 🙂

Hoy estoy escuchando electrolatino mientras escribo este bonito episodio de mi vida, porque soy una latin lover. Oh, sí, nenas.

Bueno, que a ver si me dejo de putas gilipolleces y empiezo a contaros una nueva historia bizarra de una puta vez, ¿no? ¿ESO ESTÁBAIS PENSANDO, ¿VERDAD?

Yo hace unos años tenía una novia que es la única novia que he tenido como novia novia novia de esas NOVIAS que son tu NOVIA de los cojones  y que haces imbecilidades como irte a vivir con ella y tener gatos con ella y todo eso, pero ok. El caso es que estuvimos varios años juntas y éramos como un matrimonio de 60 a los veintitantos. Mucha pena, por eso os digo: NO JUGUÉIS A LAS CASITAS TAN PRONTO, NO SEÁIS ANORMALES. Pero lo haréis, porque sois unos putos gilipollas, y ya os atormentaréis cuando os deis cuenta en 30 años de que os habéis perdido muchas cosas por hacer el puto maricón. Ok.

El caso es que cuando yo me di cuenta de todo esto, miré a mi gato y le dije “hijo, ¿nos vamos?” mi gato me miraba con ojos de aprobación, asentía mientras comprendía perfectamente que la separación era necesaria y que los dos, como padre e hijo, debíamos emprender una nueva vida y   poder emborracharnos y follar con otras personas sin que hubiera una tía gritándonos  crecer como persona/gato, empezando una nueva etapa.

Ya llevábamos una etapa mal y se  planteó la separación alrededor del mes de mayo. El contrato de alquiler finalizaba en julio, así que teníamos tiempo para ir buscándonos cada una un nuevo hogar, y todos esos líos. Durante esos casi dos meses pasaron muchas cosas graciosas que en algún momento formarán parte de las historias de este blog.

Pero sobre junio, yo el mamoneo que tenía con una de mi equipo de fútbol se intensificó.

Se intensificó pero ella no quería hacer nada conmigo porque yo tenía novia, y me dijo que yo le gustaba mucho, pero que mientras viviera y estuviera con ella que no nos íbamos a liar. (Otra gilipollas, pero ok)

Vamos, yo estaba súper salida porque llevábamos todo el año con una tensión sexual bastante guay y ya que había dado el paso de dejar mi relación, me la quería follar pero salvajemente. Pasó ese mes, yo zorreé con otras tías ya en plan despiporre total, pero seguía el tonteo con la de mi equipo mientras seguía la “convivencia forzosa”

Y ella “que no nos vamos a liar” y yo pensando “bueno, ya caerás”

El día del pregón del Orgullo quedamos todas las del equipo, y viene ella con algunos amigos suyos y acabamos de fiesta súper divertido. Yo vivía bastante lejos y como no me había llevado coche, me dijo “bueno anda, quédate a dormir en mi casa y ya mañana pillas un taxi/bus o que te recojan.  A DORMIR”

Mi “ex/novia con la que convivía” (porque inciso, la cosa realmente no se planteó como dejar la relación en sí, sino cesar la convivencia, pero bueno, es que yo era mu puta) me dijo que si no iba a ir a casa a dormir, y yo le dije que no, que estaba moco y que me quedaba en casa de una amiga (Ella ya sabía con quién me quedaba xD)

Total, llegamos a su casa, ella me volvió a repetir que “mientras estuviera con mi novia viviendo blablablalab” mimimiimimimimi mintris istiviri quin mi nivii viviindi.

Y le digo “me quedo en el sofá”

“No tía, quédate en la cama conmigo, no seas idiota, es que luego mi compañero de piso blablabla. Que no pasa nada, no somos animales sabes, yo tengo claro que no y es que mientras estés con ella no”

Ok.

Se pone unos pantaloncitos cortos para dormir de esos de mierda que lo único que piensas es en DESTROZARLE EL COÑO.

Y yo en bragas.

Ok.

Apagamos la luz.

Yo tenía los ojos como platos.

Abiertos como los putos búhos.

Tenía unos latidos en el coño que ríete tú de las mascletás valencianas.

Vamos.

Cómo me la follé.

Follamos pero exagerado el polvazo.

Ella al día siguiente bien, pero conforme avanzó el día se rayó un poco (POR QUÉ HOSTIAS SE RAYAN TANTO LAS TÍAS SI LO PASAMOS GENIAL¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿? No sé, pero otra vez el discurso de “tu novia blablablabla”)

Joder.

Yo bueno, luego lidié con el drama de la otra en casa diciéndome que era una zorra, y con el drama de la del equipo porque se sentía mal.

La del equipo me dice que mejor cortar un poco el contacto y eso, hasta que mi ex y yo no hagamos la mudanza y yo viva sola y eso. Le digo que mu bien.

Me separo de mi novia, nos vamos cada una a vivir a una casa.

Justo se casaba su hermana en agosto, así que me pide que si podemos no-decírselo a su hermana y a su familia hasta que pase la boda y actuar con “normalidad” hasta que pase. Le digo que vale.

Justo la hermana me había pedido que yo me encargara de su despedida de soltera. “UUUUUUUHHH POR FAVOR MI SUEÑO ES QUE TÚ ORGANICES MI DESPEDIDA”.

Yo organizándole la despedida. Ellos eran de fuera de Madrid y venían a la despedida aquí.

Pues vienen su hermana, el novio, unos amigos…

Les comentamos que habíamos decidido separarnos para vivir, pero que estaba todo ok, que no pasaba nada… Y quedamos en casa de mi ex.

Ellos venían un sábado y el plan era desde el mediodía hasta las mil, y mi ex me dijo el viernes “A ver, solo te pido que mañana por favor todo sea normal, que actuemos como que todo normal y que no salgas esta noche tía para estar mañana a tope”

Y yo le decía que sí a todo mientras había quedado con las de mi equipo para cenar y salir.

La chica de mi equipo ya estaba bien conmigo, al estar viviendo sola y haberlo dejado oficialmente, así que estábamos ya liándonos guay.

Y me fui a su casa a dormir. Bueno, a dormir que estuve TODA la noche pero TODA la noche comiéndole el coño. Y eso implica que estuve con los codos apoyados mazo de rato.

Dormimos un rato y le digo que me tengo que ir a lo de la despedida, pasar por mi casa, darme una ducha, coger las cosas y tirar para casa de mi ex.

Cuando salgo de la ducha en mi casa…

Me veo los codos.

MADRE-MÍA.

Es que no os hacéis una puta idea, tenía los codos destrozados, todo rojos, pero rojos rojos rojos, todo marcados.

Y claro, mandándole fotos a mis amigos, y mis amigos en plan “ponte un jersey para que no sospeche” (pleno agosto)

“Maquíllate los codos”

Bueno, mil gilipolleces.

Y yo pensando “dios, a ver cómo lo hago para que no lo vea”

Mi estrategia inicial era no darle la espalda NUNCA. Intentar mantenerme siempre de frente a ella y con los brazos estirados.

Entonces, fui a su casa y me dice “espera que bajo y vamos en tu coche a comprar todo el tema de las bebidas previas y tal”

Mientras bajaba, en pleno agosto un calor que flipáis y yo de semiresaca por lo del día anterior, voy a por una botella de agua al chino que había enfrente de su casa.

Me cago en la puta. Justo cuando me doy la vuelta para enfilar hacia la tienda salió y ahí debió verme los codos, porque fue volver con mi botella de agua, no querer beber para no inclinar el codo y que lo viera, y cogerme el brazo, darme la vuelta fuerte al brazo y decirme “¿¿¿Y ESTO???”

Y yo…

Eeehhh…

Y ella…

MIRA VALE NO QUIERO SABERLO…

Todo cabreada pero cabreada cabreada CABREADÍSIMA.

Ojos llorosos…tol drama.

Y claro, yo había sido muy graciosa pensando excusas de coña con mis colegas pero no había pensando ninguna excusa REAL.

Así que para tranquilizarla le digo “na tía es que ayer ya sabes, salí a cenar con las del equipo y en casa de…eeeehh eeehh (nombre ficticio) tenía una terraza así con unos sofás de mimbre y me quedé ahí dormida apoyada en uno”

OK.

LA MEJOR EXCUSA DE MI VIDA.

Su ceja se arqueó hasta la nuca.

Su ceja tocó la Estación Espacial Internacional al arquearla.

Su ceja fue avistada por los telescopios de la NASA.

“¿Un sofá de mimbre?”

“Sí…”

Bueno, una historia para no dormir.

Lo dejamos estar para no liarla y porque esa noche la despedida con su hermana tenía que ser guay y ya. Era lo último.

Su  hermana, el novio y sus amigos llegan.

Y todos: “¿JODER Y ESOS CODOS???? QUÉ TE HA PASADO????”

Y yo con la cara ensombrecida y una gota de estas de los dibujos japoneses en la frente.

“Nada…que dormí en un sofá de mimbre…jejejeje”

“¿Un sofá de mimbre?”

“Jejejejej sí…”

Madre mía.

Pues nada, toda la fiesta de la despedida, tal y cual, rematamos hasta las mil, acabamos a las 11 de la mañana en casa de mi ex tomando copas aún…

Y claro yo por no coger el coche me quedo a dormir en su casa con ella.

Ella en la cama se me empieza a poner cariñosa y no sé, pues eso. Nos empezamos a liar, y cuando le estoy comiendo el coño apoyé los codos y se me quedó mirando como… “Sofá de mimbre, ¿no?”

Y en ese momento, quité los codos y caí encima de ella como un puto pescao así sin manos por intentar disimular.

Fue muy patético.

Al final, quedó evidenciado que nunca dormí en un sofá de mimbre. Pero bueno, eso ya lo sabía ella desde el principio.

Si alguna vez tenéis un sofá de mimbre, ponedle cojincitos

Anuncios

Tipos de chicas que debes evitar

¡Hola! Soy jefamaestra, me recordarán de otr… Nah, no me recordaréis de nada, pero solo DE MOMENTO, porque yo sé que pasaré a los anales de la literatura. Bueno, lo mismo anales de la literatura no, pero anales de Ok, que me desvío del tema.

Hoy vengo cargada de buenos consejos, como siempre, dispuesta compartir mis conocimientos, y a permitir que mi sapiencia sea el candil que porte la luz que necesitáis para no acabar locas del coño.

Querida amiga: si aún no sabes qué tipo de chica quieres a tu lado, no te preocupes, lo más importante es tener muy claro lo que no quieres.

¿Y qué es lo que no quieres? Pues ya te lo digo yo.

A menos que tu sueño sea que Malú, Vanesa Martín, Zahara y Conchita se unan para hacer una gira « Cortavenas World Tour » con canciones basadas en tu mierda de vida sentimental, deberías evitar A TODA COSTA estos tipos de chicas:

La novia-madre

Ella sabe TODO lo que es mejor para ti, da igual que la conozcas desde hace dos meses, ella SABE todo sobre ti y va a luchar por cuidarte, mimarte y protegerte. El mundo exterior es muy malo, y tú eres demasiado buena para sobrevivir sola en él. Hace frío, abrígate. ¿Estás durmiendo bien? Es que sales mucho. Es que no tienes que. Es que deberías. El concepto de su propio nivel de madurez lo tiene bastante distorsionado, y creerá que tiene la potestad de asumir tu tutela. Te sermoneará (cariñosamente o no) con frecuencia y tratará de hacerte sentir mal (consciente o inconscientemente) cuando hagas algo que “no esté bien” (según su criterio maternal, claro)

Consecuencias de estar con este tipo de chica: acabas desarrollando una especie de dependencia a la aprobación. Acabas permitiendo que tu propio criterio quede aplastado por el de la novia-madre, con lo cual tus acciones acaban supeditadas a lo que ella considera que “está bien” para lograr su aprobación. Además, acabas necesitando llevar siempre una rebequita. Incluso en pleno julio. Arráncate la rebequita y vete a vivir la vida en sujetador en pleno enero sin estar sometida al juicio de nadie.

La Adèle

Es una persona carente de autoestima, dependiente e inmadura emocionalmente. Ha tenido poca vida, puede que seas su primera chica. Tiene una personalidad temerosa y débil, incapaz de soportar someterse al juicio de los demás. Vive en la búsqueda constante de un amor utópico. Suele ser arrastrada, ñoña, sin amor propio, y con el carisma de una ameba. Incluso puede que mastique espaguetis con la boca abierta.

Consecuencias de estar con este tipo de chica: puedes acabar muy aburrida. Puedes morir de aburrimiento, de hecho. O de indigestión de espaguetis. No sé, o te la llevas de copas y la espabilas, o abandónala en la puerta de un restaurante italiano.

blueisthewarmestspagetti

La mejor amiga eterna:

La conoces desde hace 10 años. Lleváis liándoos 8. Conoces a su madre, a su padre, a su abuela y a su tía Paqui. Su tía Paqui te regala calcetines en Navidad. Su padre te da palmadas en la espalda y te ofrece una cerveza mientras veis el partido. A su madre y a su abuela les encanta que te quedes a dormir con su hija todos los fines de semana en la misma cama. Pero sois amigas. A-mi-gas. Ni se te ocurra proponer avanzar. No te vayas a confundir, porque bueno, sí, claro que siente cosas por ti, pero ahora mismo no es el momento. Probablemente ella se líe con alguien en tu puta cara, pero eh, no vayas a pedir explicaciones, porque sois amigas.

Consecuencias de estar con este tipo de chica: vas a sentir que has tirado toda tu vida dándolo todo por alguien que, básicamente, es una lista y te está utilizando. Acepta que no te quiere como tú a ella y nunca lo va a hacer. Ah, y tírate a su tía Paqui antes de mandarla a la mierda.

La dramas estancada con la ex:

Está triste, melancólica, la vida es cruel por haberla separado de ella. Se siente una mierda, se siente inferior al resto del universo. Te hablará de la ex constantemente, te contará una y otra vez la historia de cómo todo se truncó y de lo que pasó en aquel verano de 1998 que estuvieron dos días seguidos juntas. Está pendiente de todo lo que hace la ex y se le desgarra algo por dentro cada vez que alguien la nombra. No es que le haya picado el mosquito del drama, es que ella se ha comido a todo el puto enjambre. No lo supera, y eso le impide empezar nada con nadie.

Consecuencias de estar con este tipo de chica:  te absorben la energía, acabas queriendo darle dos hostias mientras le gritas: “¡¡¡SUPÉRALO, JODIDA SUBNORMAL!!!”, lo cual puede que te lleve a un juzgado. Y no queremos eso, ¿verdad?

La 365/24/7:

Necesita saber de ti. Quiere quedar contigo todos los días, a todas horas, quiere hablar contigo en todo momento y POBRE DE TI si no le contestas a los cinco minutos o rehusas una propuesta para tomar café. Da igual que estés estudiando unas oposiciones para las que hay 3 plazas para 83929391 personas, no va a entender que tengas que estudiar, trabajar o ir a hacer la compra. TIENES QUE QUEDAR O SIGNIFICARÁ QUE YA NO LA AMAS. O que estás con otra, que es peor, porque puede generar que ella empiece a matar gente inocente.

Consecuencias de estar con este tipo de chica: toda tu vida acaba siendo estar con ella. Ojo, si es multimillonaria y te permite retirarte de todas tus actividades, este tipo de chica no es tan malo. Si no, aléjate. Pero antes, mira tu coche, puede que tengas una baliza de localización. De loca-lización. Ve a mirar, anda.

La zorra flipada:

Normalmente se trata de una chica medianamente mona (y lo pongo en cursiva, porque en fin, muchas veces está todo en su imaginación) que se creerá con el derecho de criticar, juzgar y opinar acerca de todo bicho viviente. Para mal, claro. Siempre tendrá palabras despectivas para todo el mundo y hablará mal de todo lo que no sea ella. Seguramente tras esto se esconda un severo problema de autoestima por otras razones, o frustración de algún tipo. No suele conocer el respeto, generalmente le importas tres cojones, tiene muchas más donde elegir. Su prioridad es que la admiren, que la adulen, que le digan constantemente lo guapísima y lo maravillosa que es. No quiere una novia, quiere una fan. Agradécele el aire que invierte en hablar contigo. VAMOS, QUE SE LO AGRADEZCAS, MALDITO SER INFERIOR.

Consecuencias de estar con este tipo de chica: es un verdadero coñazo aguantar a alguien tan inmaduro y encima tener que adorarle y darle las gracias porque quiera estar contigo. Yo le regalaría un espejo y aprovecharía mientras se mira para huir. En el par de años que tardará en darse cuenta de que te has ido, te da tiempo a irte muy lejos.

La pardilla-interesada:

Este es uno de los tipos más peligrosos, porque inicialmente la pardilla parecerá un peluchito. Aparentemente es inofensiva, pero de repente verás que se trata de un peluchito con colmillos. La pardilla nunca ha sido guay, y se suele dejar deslumbrar por todo lo que le diga cualquiera. Pulula entre la gente, absorbiendo de cada persona lo que necesita. Es como el perejil, quiere estar en todas las salsas. No sabe posicionarse ni elegir un bando, no tiene claro el concepto de lealtad. Te dejará tirada a la primera de cambio porque irá moviéndose según le interese. No es que sea mala en sí, es que es tonta, no tiene personalidad y no tiene ni puta idea de actuar de manera congruente.

Consecuencias de estar con este tipo de chica: te dará problemas de niñata, sobretodo si has confiado en ella, porque utilizará toda esa información para tratar de desprestigiarte en pro de su imagen. Meh, tú huye, ella siempre seguirá presa de su miserable existencia.

La manipuladora emocional:

Será capaz de mirarte a los ojos y decirte que no se está comiendo una manzana mientras le da bocados a una Royal Gala enorme delante de ti y te escupe trozos de manzana a la cara gritándote dramáticamente que por qué le estás diciendo que come manzana si ella no haría tal cosa JAMÁS. Toserá mientras llora ahogándose con un trozo de manzana y será CULPA TUYA que ella casi se ahogue comiéndose una manzana que no se estaba comiendo.

Consecuencias de estar con este tipo de chica: pueden hacerte dudar de tu propia cordura. Lo bueno de este tipo de chicas es que, aunque son jodidamente capullas, son bastante torpes, así que se detectan muy rápido.

La maridito:

Te abre la puerta del coche (la del copiloto, claro, no vayas a conducir tú). Te vas a sentar en un restaurante y te acerca la silla. Te cuelga los cuadros. Te monta los muebles. Hay un irrisorio charco de 50 centímetros en un camino de 20 metros de ancho por el que paseáis, podrías pasar por otro lado, pero no, ella te pone la chaqueta sobre el charco y te da la mano para que lo cruces. Vas a coger un pack de botellas de agua de la estantería del súper, y ella, aunque pesa 10 kilos menos que tú y mide 1,50, se lanza a coger dos de golpe para impresionarte. No le importa acabar doblada como una alcayata, tú no puedes coger peso ni aunque seas campeona de España de halterofilia.

Consecuencias de estar con este tipo de chica: te sientes incapaz de nada, te sientes relegada y condenada a ser una mujer de los años 20 que solo debe ocuparse de parir y recoger la cocina. Pero bueno, esto no es lo peor, lo peor es que seguramente use Axe y lleve calzoncillos Calvin Klein.

La planes de futuro:

Domingo por la mañana. ¿Dónde estoy? Te acabas de despertar con una resaca de tres pares de cojones y hay una tía a tu lado hablándote de los nombres que le pondréis a vuestros gatos. Mientras buscas tu cartera y tu móvil, te habla del tipo de casa en el que quiere que viváis, el color de las cortinas del salón y te pregunta que si quieres comer paella en casa de sus padres el fin de semana siguiente. Perdona, ¿te llamabas?

Consecuencias de estar con este tipo de chica: suelen ser un pelín psicopatillas y un pelín necesitadas de atención. Puedes regalarle un furby y aprovechar que está distraída para emprender tu traslado a China.

Esto es una selección de tipos de chicas que deberías evitar, podría añadir algunos más, pero bueno, al final todo se resume en que como mejor te aseguras no tener problemas es evitándolas A TODAS.

GATOS, GATOS Y FUTURO VA UNIDO.

Querida amiga: mira, quédate sola mejor.