Los móviles y las horas (de sueño) perdidas

No, no voy a hablar de Southland Tales, aunque horas he perdido muchas. De sueño, sobre todo, y casi siempre pa na bueno.

También lo bizarro que es este blog y la manera de entrelazar mis gilipolleces apocalípticas con pretensiones alegóricas y simbolistas, tiene mucho en común con esta peli. PERO BUENO, QUÉ ES ESTO AHORA, UN BLOG CULTURETA O QUÉ. JAMÁS.

Mi juventud ha transcurrido entre lóbregos parajes.

No es nada extraño que esté como estoy de la cabeza, si he compartido piso con una cocainómana y una inglesa de Erasmus. Ese es el nivel. De ahí, parriba.

Resulta que un día yo fui a clase, por hacer algo nuevo y diferente. Vamos, que me levanté espléndida y dispuesta a regalar mi conspicua presencia a los demás seres mortales de mi clase vaya, gran hito en la historia. Pusieron una placa conmemorativa donde me senté y ese día ahora es festivo en la universidad.

Cuando llego a casa después de un arduo y fastuoso día tras la friolera cifra de 4h de clase, abro el portal y, aunque vivíamos en un 6º, se oía la música y las voces desde abajo.

Yo iba en el ascensor pensando “madre mía a ver qué ha liao esta puta loca ahora” (porque claro, yo había ido a clase y me sentía en pleno derecho de criticar conductas atroces que yo misma habría cometido probablemente dos días antes). Pero es que yo ese día, PRECISAMENTE ESE DÍA, pensaba descansar. Mi rollo la de “La historia de la Goku” me había propuesto salir porque había una fiesta de bolleras que se hacía cada mes, pero yo le había dicho que pasaba porque estaba reventada de la semana.

Cuando llego, el salón estaba como los Cierres de Ibiza a las 5 de la mañana. Petado de gente de clase de la cocainómana y con las amigas de la inglesa súper animadas cantando y bailando subidas a las sillas.

Y yo: PERO QUÉ ES ESTO QUE SON LAS NUEVE DE LA NOCHE Y PARECE UN AFTER.

Y ellos “TÍA PARA UN PUTO DÍA QUE VAS A CLASE Y LLEGAS TARDE A LA FIESTA”

Y yo: dejadme, cabrones, estáis arruinando mi futuro.

Consigo llegar hasta mi habitación.

Viene la cocainCompañera de piso y me dice que buenobuenobueno que tenemos copas gratis nosédónde, que pases en noséqué, que las inglesas se venían. Y yo… a ver A VER, ME LEVANTO POR LAS MAÑANAS CADA DÍA PARA TRAER UN PLATO DE COMIDA A LA MESA, ESTOY CANSADA.

Pero na, que me di una ducha mientras ella me ponía cubatas y chupitos en el lavabo y me vestí, estuvimos en mi casa un rato ahí de copeo en el que las inglesas intentaron recrear la niebla de Londres fumando como auténticas carreteras y el Támesis en los vasos poniendo copazos.

Pues mi compañera de piso, aficionada a las sustancias estupefacientes, se quedó sin sus golosinas, así que estuvo TODO EL RATO en el primer bar que estábamos, intentando encontrar alguien que le proporcionara gasolina.

Y yo mientras, llamé a mi rollo y le dije que al final había salido, que si quería que nos veíamos y eso. Ella me dijo que sí, que qué guay que hubiera salido, que venía a buscarme.

Nos cambiamos de bar. Mi compañera seguía como loca buscando algo, todo desesperada, mi rollo llegó y fue como: “joer, ya está esta liándola” y yo “bueno, y ahora está bien, verás tú luego xD”

Total, que el ambiente con estos tampoco meh, la otra todo pasada y obsesionada con la maldita droga, y mi rollo y yo decidimos irnos las dos a la fiesta esa de bolleras.

Estábamos guay en la fiesta, nos encontramos con amigas/conocidas, y acabamos acopladas en un grupo de tías que venían de otro sitio, una ciudad cercana.  Súper buen rollo, nuestro moquillo interesante, hablando con ellas, y al final ella se fue con una y yo con otra de ese grupo.

Me estoy liando con la tía y me dice que se quiere quedar conmigo pero que su autobús salía temprano.

Y yo… pos no lo cojas, dormimos, y coges otro luego.

Y ella… pues mira, sí.

Y nos fuimos a mi casa.

Cuando llegamos a casa a las 6 de la mañana no había nadie.

Y yo pensando “bueno…madremía estas dos”

Así que nada, nosotras en mi habitación.

Todo bien.

Nos quedamos sopas sobre las 8 o así y aún no había nadie en casa.

De repente, alguien me zarandea.

“Jefa, Jefa, JEFA DESPIERTA”

Abro los ojos y mi compañera sentada en el filo de la cama moviéndome. Yo en pelotas, la otra se despierta y se tapa con la sábana.

Y yo QUÉ PASA.

Y ella “TÍA QUE ESTOY FATAL FATAL QUE ME HAN ROBADO TODO QUE ME HAN ROBADO TODO!!!! TRONNNNCAAAA MI MÓVIL TÍAAAAA MI MÓOOOOVIL”

Y la chica tapada en plan “pero bueno!”

Y yo “TÍA” (y le señalo a la chica)

Y ella “Oye perdona eh, buenos días, ya me voy es que me han robao”

Y yo ya levantándome diciéndole “venga vamos a la cocina” empujándola fuera, poniéndome una camiseta.

Y ella en la cocina “Y ESTA QUIÉN ES???” a voces.

To pasadísima.

Y yo a ver A VER. Cuéntame qué ha pasado.

Y ella “tía que me han robao que he ido a comprar farlopa y me han robado todo”

Y yo pero te han hecho algo?

Y ella nono.

En vista de que era IMPOSIBLE saber nada de lo que estaba diciendo, porque su manera de argumentar era absolutamente inconexa, le digo mira, vamos a llamar a tu banco para ir anulando tarjetas y a la compañía de teléfonos igual y tal.

Y ella sísí.

Llamo con mi teléfono, anulo todo, le digo que venga, que a dormir, que después cuando sobemos que hablamos.

Voy al baño y cuando salgo ha puesto dos copas la muy cabrona y me dice que me tiene que contar, que es IMPORTANTÍSIMO.

Y yo a ver, pero que está la pava esta aquí.

Y ella PERO QUE QUIÉN ES ESA.

Y yo pos no sé una de la fiesta esa.

Y ella “pero y tu rollo????” y yo pos en su casa, sa ido con una amiga de esta.

Y ella “bueno que no pasa nada que está durmiendo tranquilamente, déjala y escúchame”

Y yo ok.

Nos sentamos en el salón y mientras la muy zorra está contándome sus movidas de la noche, aparece la inglesa (que pesaba 100kg) apoyada en su amiga de Liverpool (que pesaba 30kg) SÚPER PEDO diciendo que habían estado dormidas en el metro 2h dando vueltas por Madrid. Y nosotras descojonándonos de ellas. “Pues sentaros a tomar una copa”

Las 10 de la mañana y estábamos las 4 pedo en el salón balbuceando un inglés-castellano-arameo-klingon-dothraki.

Yo decido ir a ver a la chica aunque sea para que se incorpore a nuestra rave mañanera, y estaba todo acojonada con nosotras, normal. Pero en plan acojone-gracioso.

Me vuelvo a quedar follando con ella un rato y medio dormidas, y las otras siguen ahí que no había quien las acostara.

Ella me dice que las quiere conocer, que qué buen rollo, que venga, que se toma algo, y yo…madremía colega. MENOS MAL QUE YO IBA A DESCANSAR.

Pedimos algo de comer y las inglesas después de comer se van a dormir. Nosotras seguimos ahí, y yo con la excusa de acompañar a mi compañera un momento a comisaría a poner la denuncia ya le digo a la chica que me doy una ducha y ya la acompaño a ella al bus y tal.

Mi compañera con el DRAMA de la pérdida de las cosas y contándonos otra vez cómo unos camellos de nosedónde le quitaron todo Y SU MÓVIL MADREMÍA SU MÓVIL, y yo AY MIRA EH, YA NO TIENE REMEDIO, Y ADEMÁS ES UN PUTO MÓVIL YASTÁ COÑO.

Y yo: “TÍA, ES QUE NO TIENES CUIDADO CON NADA” “ES UN PUTO MÓVIL, TE COMPRAS OTRO Y YASTA, HAY PROBLEMAS MÁS IMPORTANTES”

Y ella: “ya pero que tenía cosas en el móvil”

Y yo: AY MIRA EH, QUÉ PESSSSSSSSADA. Pues ya tendrás nuevas.

Cuando ya POR FIN estoy soñando con llegar a casa, ponerme el pijama, bajar la persiana y dormir hasta 2082, me manda un SMS mi rollo preguntándome que qué tal yo, que ella con la amiga de esta FATAL porque era muy idiota y que se la había liado un poco parda y no sé qué, y yo tampoco podía resumir en un SMS todo, así que le dije que ok que cenábamos juntas y nos contábamos, porque ya total.

En la cena nos animamos bastante y ya fue una de bueno venga vamos a un concierto al que queríamos ir y damos una vuelta.

La vuelta se convirtió en ir al concierto, liarnos por ahí hasta las mil de la mañana, nos tiraron copas encima, nos pisaron… y claro, yo volvía a mi casa de día. Volvía llena de mierda y reventada. Reventada.

Tenía los pantalones asquerosos, y tanto asco me daba que cuando llegué al ascensor de mi casa que me los quité mientras subía, porque estaban los bajos llenos de copas y de a saber qué. Conforme salgo del ascensor me meto en casa en bragas, yo con los pantalones en la mano, y voy directa a la lavadora, pero directa.

Meto los pantalones, la pongo y me voy a la cama.

Me quito la camiseta y estoy en bragas tirada en la cama durmiendo, que caí como un puto tronco de ceiba en las talas del Amazonas.

Y de repente me zarandean:

“Jefa, Jefa, JEFA DESPIERTA”

Y yo “JODER TÍA, QUÉ COJONES PASA AHORA, POR DIOS”

Pensando que era la cocaícommmpañera de piso.

Era la inglesa para decirme que se había despertado con las hostias de las llaves en el centrifugado de la lavadora y para darme mi móvil rescatado de la lavadora, y mi cartera rescatada de la lavadora que había metido junto con mis pantalones llenos de mierda en la lavadora.

Yo llorando porque había perdido los SMS del amor de mi vida para siempre de aquel mes. ERAN MIS SMS DEL AMOR DE MI VIDA DE ESE ÚLTIMO MES.

La inglesa consolándome con su horrible acento castellano y queriendo animarme dándome nuggets asquerosos llenos de salsas de esas british terribles.

Pero nada, ya me dormí y al día siguiente fuimos juntas mi compañera y yo a comprarnos un móvil nuevo, decididas a empezar una nueva vida y jurándonos a nosotras mismas que esa noche dormiríamos.

Aunque… nunca sabremos si dormimos esa noche o no.

Lo de la nueva vida nada, por supuesto.

La cosa era interrumpir mi descanso con movidas de carteras y móviles.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s