ESTO-ES-ESTOPA

Ponga atención a lo que voy a contar.

Ocurrió una fría noche lejos de Cornellá, en un rincón.

No recuerdo yo muy bien por qué, sucedió.

Solo recuerdo que estaba en un bar.

BUENO. Al final me vengo arriba y tenéis que estar ya DE MIS GILIPOLLECES HASTA DONDE YO OS CUENTE.

Es que sabéis que pasa, que si transcurre mucho tiempo se me va a olvidar y esta historia es graciosa, aunque muchos ya la vivisteis en directo a través de TW, pero como soy IMBÉCIL y se han borrado la mitad de mis tuits pues prefiero dejarla aquí plasmada en mi querido diario antes de que mis neuronas mueran por hacer largos en la piscina olímpica de cerveza que es mi cuerpo.

Fui a la orilla del ríoooooo. (Es que he puesto musiquilla pa ambientar)

Resulta que un día cualquiera, de estos rutinarios de madrugar para comprar arte, ir a mirar Audis y tener el corazón dividido entre Porsche y BMW pues estoy yo por la tarde tomando una cervecita frente al PC escuchando Estopa.

Y pensé: “ay, pues voy a mirar cuándo hay un concierto de Estopa”

Pues JUSTO ESE DÍA HABÍA UN CONCIERTO DE ESTOPA en Madrid.

Y yo… PUES VOY.

Entradas agotadas.

Su puta madre.

Ya yo, como buena Aries, y bueno como buena locadelcoño cabezota dije POR MI COÑO QUE VOY y me metí por ahí en milanuncios a buscar entradas, pero estaban todas vendidas.

JOOOOOODER, me cago en la puta, por mis santísimos cojones que voy, pues voy allí y busco reventas.

Entonces, me doy una duchita, me visto y tal y me voy en mi coche hacia donde era el concierto. Conocía bastante bien la zona así que aparco cerca pero no donde todo el meollo, una callecita de al lado. Total, yo no iba a beber, luego salía del concierto si es que conseguía entrar y me iba a casa y ya.

Pues nada, voy hacia la taquilla que ponía ÚLTIMAS ENTRADAS.

Y yo ah mira, pues GENIAL, ya tengo entrada.

Y un pibe me dice “oye, rubia, eh” Y yo “qué pasa” y él “¿vas a comprar entradas?” y yo no, estoy aquí porque he venido a debatir sobre literatura naturalista del siglo XIX con la chica esta que vende entradas para el concierto de Estopa.

Me dice “yo te la vendo y tal” y me acerco, me enseña ahí un folio impreso guarrísimo y yo le miré de lado con los ojos entrecerrados con cara de… puf, A VER. Y él QUE ES BUENA QUE BLBLABLABLBLABLA QUE YO TE ACOMPAÑO BLABLABLABL y yo vale vale a ver, tranquilo, ok.

Pues no sé por qué cojones nos pusimos a hablar ahí ya y me dice “ay me encantas te invito a una cerveza” y yo pues mira vale vamos a hacer tiempo hasta que sea el concierto (quedaba media hora larga para el concierto y la cola para entrar DABA LA VUELTA al recinto)

Pero con la calma. Na, unas cañitas, ¿no?

Y nos tomamos ahí un par de birras y me dice buah tía tranquila que te acompaño a que entres.

Vamos hacia la entrada directamente y yo… “la cola está al otro lado” y él “Tranquila”

Aparta la valla, saluda a la de seguridad, pasa el código de la entrada en el escáner y nos despedimos y pa dentro DIRECTAMENTE.

Yo SOLA en el sitio, la primera en entrar, todo vacío.

Me busco un sitio guay en la grada porque la entrada no era de pista, y nada, ahí que me quedo. SOLA cual perra.

Empieza a entrar gente, poco a poco va llenándose.

Aparece un grupo de gente de unas 10 personas con un chico con muletas, se me sientan al lado, le ayudo a terminar de subir “jaja gracias, tal”

Yo ahí a mi bola viendo llenarse todo.

Cuando ya estaba bastante lleno, prácticamente a tope, aparecen dos tías (una muy guapa y otra bastante feílla) y no les quedaba hueco y justo a mi izquierda quedaba un minihueco. Me dicen “hay alguien aquí?” y les digo “nono, sentaros” y me arrimo un poco más al de las muletas al otro lado.

Entonces les digo: “pues mira, si no os importa, guardadme el sitio, que voy a ir a por una birra vale? Si queréis os traigo algo”

Y la más fea en plan “ok nono no queremos nada”

Y la guapa “ay sí, yo quiero una cerveza también, voy contigo, – y a la fea – guárdanos el sitio”

Pues me voy con la chica a pedir una birra, súper buen rollo, hablando con ella genial…

Cuando llegamos a sacar los tickets el pavo era un ex compañero mío y en plan “coooño qué tal tío” y tal, en la cola para pedir me encuentro a una chica que hacía mil que no veía, la saludo de buen rollo, y luego cuando llegamos a la barra, el camarero era el mismo que había estado en ese mismo sitio el fin de semana anterior en una velada de boxeo y se acordaba de mí. Y él “tíaaaaaa jajajaja otra vez” y yo “jooooder to los días aquí xDDDD” y despollaos, y él “coño, tomad os invito, guardad el ticket pa la siguiente anda”

Y la chica “TÍA, CONOCES A TOL MUNDO”

Y yo que no, que es puta casualidad, ya ves tú xD

Subimos con nuestras birritas pero claro, tardamos porque había MAZO GENTE y cuando llegamos la amiga fea ¿¿¿¿¿¿¿¿¿DÓNDE COÑO ESTÁBAIS????????? Y nosotras ya de buen rollo hablando y la fea mirándome fatal.

Total, que empieza el concierto.

Bueno bueno bueno bueno bueno BUENO. Nosotras allí gritando, cantando, bailando, el de las muletas a mi lado, yo cantando con él.

Súper divertido.

Fuimos a por más birra varias veces, la fea mosca, la guapa pedo, pillando copas, el camarero invitándonos a copas, llevándoles copas a los amigos del de las muletas, los amigos del de las muletas trayéndonos copas, bueno.

Y por supuesto claro, cantando Estopa A TOPE TODOS.

Cuando el concierto está en la recta final le digo a la guapa: “oye, ¿tú tienes novio?”

Y ella me miró como pensando “A VER LA LOCA ESTA LO QUE ME VA A DECIR A CONTINUACIÓN SEGÚN LO QUE LE RESPONDA”

Y me dijo: “no………”

Con la boca DIMINUTA, con un sonidito de AUTÉNTICO PAVOR. Se le bajó el pedo de golpe del susto porque pensaría que le iba a entrar.

Y le digo “¿y el chico este de las muletas no te parece súper mono?¿” y ella… “hombre, pues sí” y yo POS YASTA y ella “PERO QUÉ COÑO VAS A HACER NO LE DIGAS NADA”

Pero yo ya me había girado hacia él y le estaba preguntando que si tenía novia.

El pavo se acojonó igual que ella en plan “MADRE MÍA LA LOCA ESTA ME VA A PEDIR ROLLO”

Y dijo: “no………” con un acojone del quince porque además estaba cojo y no podría huir velozmente.

Y yo “no te parece monísima esta chica”

Y él “hombre, pues sí”

Y yo “pos yasta macho, que tú también le molas”

Y él ¿?¿?

Y me giro y le digo a la chica, “CÁMBIAME EL SITIO QUE YA TENÉIS EL LÍO MONTAO”

Y ellos todo cortados y yo hala, ahí lleváis.

Entonces, como mis dos nuevos mejores amigos estaban ahí mamoneando pues yo intento seguir mi noche de la socialización con la fea.

Pero la fea me odiaba.

Posiblemente porque la fea estaba enamorada de la guapa y vio cómo yo la lancé a las garras del cojo y el cojo le iba a meter las muletas por todas partes.

Yo le hablaba y era súper borde, intenté abrazarla para cantar algo y se puso ATACÁ.

Y claro, yo en esos momentos lo que hago es DAR MÁS POR CULO (soy un poco quinceañera tocapelotas). Y claro, cuanto más me odiaba, yo más la tocaba, y más la picaba, y casi me parte la cara, pero bueno la hubiera lanzado grada abajo de una hostia así que como estaba todo un poco tenso pues pasé y cantaba mejor con los amigos del cojo.

El cojo y la guapa se empezaron a liar y yo gritándoles “EN LA BODA YO HAGO EL DISCURSOOOOOO” y ellos descojonados.

Pues nada, terminó el concierto, me despido de todos, yo ya con un pedo interesante así que claro, el coche… pues como que no.

Voy a buscar un taxi.

Claro, TOOOODO cristo saliendo del concierto y ni un puto taxi. Ni de coña un puto taxi. Llamo a radiotaxi y me dicen que mínimo una hora y tal y cual y yo uuuuuuuuufff pero qué pereza.

Pues como conocía la zona, sabía dónde había una parada de taxis y digo pues voy dando un paseo para allá y a ver si hay suerte.

Justo cuando tomo esa decisión aparece uno verde y yo ¡COÑO!

Lo paro, es una chica.

Me monto en el taxi, vamos hacia mi casa, pues qué suerte haber pillado taxi, el concierto de Estopa, no beber y conducir blablabla.

Llegamos, pago, muchas gracias, le explico cómo salir, me bajo, voy hacia mi puerta… COÑO.

MIS LLAVES.

ESTÁN EN EL PUTO COCHE.

Yo vivo en una zona residencial así que no hay taxis fácilmente.

Mientras ella daba la vuelta yo me daba cuenta de todo esto, así que salgo CORRIENDO Y GRITANDO DETRÁS DEL TAXI.

El taxi para y ella ¿?¿?¿?

Y yo montándome: “mira, que volvemos, que mis llaves están en mi coche”

Y ella “madremía”

Pues me dice “y en qué calle está el coche” y yo… “pues eso ya es una cuestión que no sé si voy a poder resolver, sé la zona”

Le estuve contando cómo hice de Celestina entre la guapa el cojo y que la amiga fea me odiaba. Ella descojonada.

Llegamos al sitio. Con el taxi buscando mi coche.

Lo encontramos.

Cojo las llaves.

“Hala, volvemos pa casa”

Ella: “te has dejado el coche abierto? está la luz encendida”

Y yo “NONO, ES QUE ES ASÍ”

Me dejé el coche abierto.

Pues volvemos ooootra vez a mi casa (van 3 viajes)

En este último viaje ya iba yo hablándole de bolleras, de movidas, contándole historias mías, y ella en plan “jo pues a mí me gustaría probar alguna vez con una mujer”

Y yo pues… ya sabes. Jajaja jijiji y nos dimos los teléfonos.

Cuando me desperté, tenía audios de la taxista, audios del tío de las entradas que era promotor de eventos, audios de la guapa.

Al día siguiente yo tenía una velada de boxeo en la otra puta punta de Madrid y tenía que coger el coche porque recogía a gente además.

Llegué al puto coche, me lo encontré intacto, pero abierto.

EL CASO es que gracias a eso, conseguí a mi taxista de confianza y al segundo taxista de confianza suplente que bueno en realidad ahora es mi taxista de confianza del todo y conseguí al promotor de eventos que nos hemos metido unas cuantas fiestas y viajes interesantes gracias a ese día.

Mientras tanto, los hermanos Muñoz, cantaban Vino Tinto, ajenos a todo lo que sucedía durante su concierto.

El pijama de pelotillas

En un lugar de una página de contactos, de cuyo nombre no quiero acordarme… (aunque me acuerdo, ya os lo digo)

No ha mucho tiempo que vivía una hidalga de las de lanzas en los pezones, adarga antigua para combatir los bollodramas, rocín que era un iMac de 27″ .

Esta sobredicha hidalga, los ratos que estaba ociosa – que eran los más del año – se daba a leer perfiles en esta página de contactos, con tanta afición y gusto, que desarrolló muchísimo el ejercicio de la seducción y administración de su hacienda bragas; y llegó a tanto su curiosidad y desatino en esto que vendió su puto honor y dignidad, llevándose a casa cuantas bolleras pudo y, de todas, ninguna le parecía bien.

Porque estaban locas del coño, básicamente.

Con estas razones, perdía la pobre caballera el juicio y desvelábase por entenderlas y desentrañarles el sentido, que no se lo sacara ni las entendiera el mismo Aristóteles, si resucitara solo para ello. No estaba muy bien con sus heridas, por mucho que intentaran curarle no dejaría de tener el rostro y el cuerpo lleno de cicatrices y señales.

Pero, con todo, continuaba con la promesa de aquellas inacabables aventuras.

La valentía, le iba en zaga.

Vale, vale, ya dejo de hablar en castellano antiguo.

Pos eso, que estoy yo ahí una tarde pim pam pim pam leyendo perfiles (sin ni putas ganas, para qué os voy a engañar) y bueno, de repente me escribe una chica que OH, SORPRESA, me parece idiota nada más hablarme pero me dije “A ver, Jefa, no seas putoloca tú también, y dale una oportunidad a la chica, y a ti también coño, que te van a salir telarañas en el coño con esta actitud, no bufes antes de tiempo” y bueno, hablé algo más con ella y meh, bueh, al menos no tiene faltas de ortografía y tiene una gramática aceptable, demos una oportunidad.

A los cinco minutos de conversación ya me planta su teléfono diciéndome que “no suelo hacer esto pero es que me va esto mal y aparte me has caído SÚPER BIEN”

UUUUUUUH. BOLLERA LOCA WARNING. DRAMALERT.

Pero, decidme, qué creéis que hice.

Ignorar ABSOLUTAMENTE TODAS LAS SEÑALES QUE EL UNIVERSO ME ESTABA LANZANDO A LA CABEZA y escribirle.

Bueno. La tía me parece subnormal. O sea, subnormal de que tiene 3-4 años más que yo y le faltan tantos veranos que ya es que le harían falta seis o siete vidas en un planeta que no orbite y viva solo en verano para recuperar los que le faltan.

A los dos días me cuenta que tiene 2 hijos que estaba con un tío y no se qué. Cosas muy raras. Yo pienso en pasar de todos esos líos turbios (no por los niños ni nada porque yo solo quería un polvo, no me planteaba ser su pareja) pero ELLA ERA RARA EN SÍ.

En plan diciéndome movidas “buah, vas a flipar conmigo, MUCHACHITA

Y yo pensando, PERO MUCHACHITA DE QUÉ, QUÉ DICES. NO SABES CON QUIÉN ESTÁS HABLANDO.

Y no podía guarrear con ella porque no tenía ni puta idea tampoco, ella era en plan en mitad del pseudocerdeo: “AH PUES NO SÉ, ES QUE NUNCA ME HE ACOSTADO CON UNA MUJER”

Comentarios de mujer de 80 años de una aldea perdida en las montañas, comentarios como de tía MUY PARDA.

Mira, no sé, es que es COMPLICADO DESCRIBIR LAS SENSACIONES DE MIERDA QUE ESA TÍA ME PROVOCABA. Hay tantos comentarios imbéciles que me aturullo y no sé elegir el peor.

En fin, de darme asco la tía a niveles de flipar, que me caía mal vaya, yo intentaba darle una oportunidad porque tenía un nivel social-cultural que me resultaba interesante, no era una niñata que es con lo que doy últimamente, pero es que la tía era GILIPOLLAS, básicamente. Y yo me estaba conformando con que no fuera una choni niñata bollera golden chunga.

Conforme pasaba el tiempo, la tía se obsesionaba más conmigo. En plan “es que me gustas muchísimo, no me puedes gustar más, es que me encantas, es que ME VUELVES LOCA”  (NO MIRA, LOCA YASTABAS TÚ CUANDO YO TENCONTRÉ)

A mí ya empezaba a escamarme todo eso y corté el contacto. Rollo dejar de contestarle y tal y cual. La chica tooooodos los días mandándome los emoticonos más tristes que existen. Me imagino que no habría emoticono capaz de expresar su magnánima tristeza, porque compensaba este hecho con enviarme ocho mil emoticonos tristes a lo largo del día.

Me escribió hasta un poema del MIEDO QUE TENÍA DE PERDERME SIN CONOCERME.

Absolutamente patético.

El caso es que gracias a mis altibajos hormonales, le concedí una segunda oportunidad. Bueno, altibajos hormonales y mucho ron con coca cola.

Volvimos a hablar y nada, ya ella un poco más tranquila porque se dio cuenta de que si se ponía ansias la mandaba a volar.

Pero vamos, que nos mandábamos vídeos, fotos, audios… En fin DE TODO. Ella era de otra ciudad y yo estaba con 92843092830482034820348 cosas y en plenos exámenes así que le dije que me dejara terminar los exámenes y ya iba yo a verla. Y bueno, eso lo respetó.

A los 2 días me dice que se viene a Madrid a vivir, que es que deja a sus hijos y a su pareja y todo y que se viene a Madrid a ver si todo marcha bien con una RUBIA QUE LE VUELVE LOCA (ESA SOY YO)

Y yo… pero dejas a tus hijos allí?  Y ella “sí sí, si son mayores” (MAYORES: 6 y 8 años creo) EN FIN, ESTE ES UN GRAN DEBATE.

Pero vamos, a mí me llama muchísimo la atención eso de “abandonar” a tus hijos así. Lo que digo siempre, esta tía no vivió las cosas que quería vivir cuando le tocaban vivir y ahora otros pagan esas consecuencias. Que me parece valiente que ella quiera encarrilar su vida de otro modo si no es feliz así, pero joder, lo vi todo como muy… “violento”

Pero vamos que eso es otro tema, el caso es que la piba dice que ya está en Madrid y que quede con ella. Y que curra cerca de mi casa, además.

Y yo: QUÉ PARTE NO HAS ENTENDIDO DE QUE NECESITO UN PAR DE SEMANAS QUE ESTOY HACIENDO DOS PUTAS CARRERAS, UNAS OPOSICIONES, TENGO CURRO, CONGRESOS, ENTRENAMIENTOS, MIL MOVIDAS, QUÉ NO ENTIENDESSSSSSSSSSSS PUTA LOCA.

(Ok, no se lo dije así, pero vamos)

Y ella: “vale vale, tranquila”

En cuanto terminé los putos exámenes que era lo que más me estresaba en ese momento, le dije que bueno que veíamos ya un día para quedar.

Pasan unos días y bueno, mi cumpleaños caía en lunes así que el domingo yo me fui de cañas en plan “tomar algo por el cumpleaños” con unos colegas al mediodía. Pero vamos, tampoco sin muchísimo desmadre, pero unas cuantas birras sí llevaba yo en mi cuerpecito.

Así que sobre las 20:00 o así llegué a mi casa y de esto que no es que estés pedísimo, pero estás “tostá”

Me tiré ahí un rato a ver algo en Netflix y a las 0:00 (hora de mi cumpleaños) me llama esta chica por teléfono.

En plan felicidades y tal y cual y me dice “por qué no te vienes a casa y LO CELEBRAMOS, NOS TOMAMOS AQUÍ UNAS BIRRAS UNAS COPAS Y LO CELEBRAMOS Y TAL JEJE FOLLAMOS HABLAMOS JEJE”

A ver, yo en aquel momento ya sabía que era una tía netamente insoportable para mí, no me caía bien, me parecía súper pesada, me parecía parda, me parecía que tenía menos vida que una mosca, pero me aferraba con uñas y dientes a que más o menos tenía un nivel social medio-alto, a que escribía sin faltas de ortografía y… ya.

Muy triste por mi parte, ya lo sé. YA LO PUTO SÉ.

EL CASO, que sabiendo eso, y con mis 800 birras encima, le digo que ok que “por qué no”

La verdad que la tía es que no me ponía NADA xDDD pero nada de nada.

Y PA QUÉ VAS, os preguntaréis.

PUES YO QUÉ SÉ POR QUÉ CREÉIS QUE EXISTE ESTE BLOG, PORQUE HAGO EL PUTO GILIPOLLAS SIN PUTO SENTIDO.

Pues nada, si colgamos a las 0:15, a las 0:17 yo ya estaba con las tetas enjabonadas en la ducha y pensando qué bragas de follar ponerme. No tengo ganas, pero a ver, ES LO QUE TOCA. Si el destino decide que debo follar pues tampoco le contrariemos.

A las 0:30 tengo ya 2 WhatsApp de “¿¿¿HAS SALIDO YA??? ¿YA VIENES??????”

Y yo “A VER, ANORMAL, QUE TENGO QUE VESTIRME Y TARDO MÍNIMO 30 MIN EN LLEGAR A TU PUTACASA”

Bueno, un poco ANSIAS (oh, vaya, qué sorpresa, lo mismo que desde EL PUTO PRIMER DÍA) y MUY pesada (wow, inimaginable, twist plot)

Al final llego a su casa a las 1:30 más o menos (a ver, soy rubia y dudé demasiado entre dos bragas de follar)

Me empieza a montar el drama por guasap de que si “el lunes ella curra” y yo A VER, TÚ QUERÍAS QUE VINIERA “A CELEBRARLO” y aparte que coño, yo seré ingeniera de telecomunicaciones pero el teletransporte AÚN no lo domino.

Pues nada.

Subo a su casa.

Llamo al timbre.

(Yo toda mona, duchadita, pelito planchado, maquilladita)

Me abre la tía en un pijama lleno DE PELOTILLAS, súper viejo como con dibujos de muñecos de nieve, o algo así, con el pelo grasiento, recogido y me mira en plan como de arriba a abajo con una cara DE ASCO de alucinar.

Yo la saludo bien, me dice “quieres una birra”

Y yo venga va! (VAMOS A ANIMARNOS UN POCO)

A todo esto la casa mega en silencio, que parecía un convento y yo BUENO QUÉ UN POCO DE MUSIQUITA O ALGO NO? Y ella puf, qué pereza (y bostezando)

Me da una Mahou verde (MAHOU VERDE ODIO LA PUTA MAHOU VERDE ME DA MUCHÍSIMO ASCO LA PUTA MAHOU VERDE Y ESO YO SE LO HABÍA COMENTADO A ELLA, QUÉ COÑO, SE LO COMENTO A MILES DE PERSONAS TODOS LOS DÍAS EN RRSS, NO LO VA A SABER MI PUTO “ROLLO”??? )

Le digo que qué zorra, que mahou verde.

Y ella “pues es lo que hay”

Y yo pensando “si es que es tonta la pobre”

Total, que ella no se coge una birra y le digo “tú no te tomas una?” (más que ná por si estaban todas envenenadas o algo)

Y ella “no, es que yo no bebo alcohol”

UUUUUUOOOOOOHHH

OTRA PUTA MENTIRA.

Días por WhatsApp de “ajajaja tía estoy de cervezas jajajaja qué pedo jajaja”

Hija de puta.

Pues nada, bueno, nos sentamos en el sofá a hablar.

La tía se sienta con aires de grandeza mirándome con cara de asco desde prácticamente la otra puta punta del sofá. Y hablándome como todo sobrada y gilipollas.

Mi cerebro no dejaba de repetirme “ESTA CHICA ES TONTA ES QUE POR QUÉ NO QUIERES ACEPTAR QUE ES SUBNORMAL, JODER, QUE ES GILIPOLLAS”

Y yo “calla, joder, calla” implorándole a mi coño que tomara el control de mis pensamientos como siempre, joder. Pero mi coño estaba súper callado, muerto, encogido. Mi coño se estaba autotapiando con 200 kilos de ladrillos, poniendo un alambre de espinos, un férreo sistema de seguridad y elevando El Muro de Invernalia alrededor.

Yo no entendía nada.

Mientras me medio hablaba, porque ni  hablaba, era una sosa de cojones, yo observaba su pijama de pelotillas que era EL ANTIEROTISMO, viejo y cutre, y sus pintas de dejada para todo lo de diva que iba.

O sea, insistes locamente, no paras de decirme lo que te encanto, y ahora cuando estoy ahí contigo me abres hecha unos zorros y con una actitud GILIPOLLAS ¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿? PERO WTF.

TOTAL: al final a la media hora me fui, un poco borde y seco todo, dejándome la Mahou entera por supuesto, y sin entender nada.

Nunca me volvió a hablar.

La cosa es: ¿Qué cojones pasó?

A) No le gusté en persona (a pesar de que me había visto de todas las maneras posibles previamente)

B) No le gustó que llegara pedo

C) Esta tía es SUBNORMAL como llevabas viendo desde el principio no tiene más explicación que que es GILIPOLLAS

D) No te rayes tía, no te merece.

Supongo que el Karma debe tener algo precioso preparado para compensarme TODA ESTA PUTA MIERDA.