La vecina de mi ex (Primera Parte)

Hasta dónde habremos llegado para que una historia de mierda mía sea tan jodidamente larga que no pueda ni resumir y tenga que hacer dos partes para contarla.

Tenéis que tener claro que este blog es como follar conmigo: hoy me puede apetecer, pero mañana sin ninguna razón aparente pues ya no, así funcionan las cosas. O 20.000 entradas seguidas o no escribir nada, cerrar el blog, cerrar IG, cerrar Twitter,  y porque no me puedo morir y desmorirme, que si no, ESTAD COMPLETAMENTE SEGUROS de que lo haría.

Durante varios días después de esta historia os aseguro que lo quise hacer. Pero morirme en plan pa siempre.

Cuando yo os cuento lo de que “me voy a tomar unas cañitas el jueves” y acabo el martes siguiente viendo cómo volver de Florida a mi casa, NO es coña. Bueno, en este caso no fue Florida, fue Barcelona, pero vamos, pal caso.

PREÁMBULO:

Resulta que yo una noche de viernes salgo con un amigo a tomar algo por Madrid. Lo normal, siempre entendiendo “normal” como puede entenderse esa palabra si conseguimos contextualizarla de alguna manera en mi vida.

Salir, beber, ligar con chonis, el rollo de siempre.

GRACIAS CUBATA, CONTIGO EMPEZÓ TODOOOW.

Efectivamente, me agarré un mocarro de esos que acabé ligando con unas chonis, pero de ligar que me morreé con una choni, insultando al portero de la discoteca y queriendo pegarme con él pesando yo 58 y él 158, durmiéndome en el taxi encima de mi colega, el taxista y mi colega sacándome del taxi a rastras como si fuera un saco de patatas o un cadáver, en fin, lo normal, lo de todos los días. Pura rutina.

Me quedaba a dormir en casa de mi amigo esa noche y cuando me levanto él me mira cabreado (se cabreó y esa noche fue muy light, pero él es del club de la corrección y de nunca hacer nada que se salga de la norma, ok) y me dice “¿café?” y yo “sí, y límpiame el móvil que está lleno de cubata jajaja”

Me mira mal, me echa su minisermón mientras lo limpia, yo que sí que sí que vale.

Cuando me lo da todo limpito y me estoy tomando el café, le digo muy seria: “voy a tirar esta moneda al aire, si sale cara llamo a XXX y si sale cruz llamo a YYY”

Y él: ¿¿¿PERO Y ESO???

Y yo: “pues porque sí, hoy voy a irrumpir en la vida tranquila de alguien y depende de esta moneda”

Inciso: XXX e YYY eran dos chicas con las que llevaba AÑOS sin hablarme, con las que tuve buena relación en su momento, que me querían un huevo, que yo puteé bastante, en otros momentos me putearon un poco a mí, pero vamos que la cosa había acabado y ya. Ni mal ni bien, pero estaba acabado. Pero, una de ellas la razón por la que se acabó es porque yo la dejé, la tía cayó en depresión y unas movidas tochísimas, de acabar en el psiquiatra pero a niveles de medicación de flipar. Dado lo cual, su madre me odiaba A MUERTE, de hecho me sigue odiando toda su puta familia y yo no tengo la culpa de que la chica esté más pallá que pacá, pero bueno, eso es otro tema.

De hecho, después de aquello, cuando se calmaron un poco las cosas ella alguna vez me llamó para cenar y nos llevábamos bien, pero se le piraba la pinza. En plan si no le daba yo la razón en algo, o le contaba que estaba con alguien, o lo que sea, cogía un vaso de la mesa y me lo tiraba a la cabeza (esto es REAL xD) y lloraba, me mandaba mensajes loquísimos, no sé, muchas cosas.

Vamos, que no estaba bien. Así que fue una de block everywhere y cerrar el tema del todo para que ella rehaciera su vida y yo también pudiera estar tranquila, porque de hecho llegó a amenazar a una chica que estaba de rollo conmigo y no la conocía de nada.

EN FIN, (todo esto es introducción) que yo en toda mi resaca con mi colega estoy valorando la posibilidad de que el AZAR decida y me lance irremediablemente a llamar a esta loca o a otra que tampoco es que andara muy bien. Y vosotros diréis: “¿y por qué esas dos putas locas y no dos tías normales?” y tranquilos, yo os respondo, siempre tengo respuesta para todo, no os preocupéis, para eso estamos aquí:

  1. NO hay chicas normales en mi vida
  2. El azar es caprichoso

Y tan jodidamente caprichoso fue que lancé la moneda al aire, mi colega y yo con la mirada clavada en la moneda, observando su vuelo, ensimismados en la densidad de la caída, a cámara lenta, mientras la moneda giraba lentamente, espesa, con los rayos del sol reflejándose en el canto, iluminando la habitación, y, en cuestión de segundos, PUM. El destino había tomado una decisión. Debía llamar a la loca pirada lanza-vasos.

Esto me pasa por retar al tahúr de mi suerte.

Bueno, pues na, vamos a llamarla, esto es lo que el destino quiere, pues yasta, vale, yo lo hago, no pasa nada, soy una mandá. Yo aquí estoy para servir las decisiones que el destino quiera tomar.

Marco su número.

Me coge el teléfono.

Yo: “bueno qué, unas cañitas, ¿no?”

Ella: hija de puta

Total, yo pensaba que me odiaría, pero no, le hizo mucha ilusión saber de mí, y me dice que claro que quedaría conmigo, pero que no está en Madrid, que ahora estaba viviendo en Barcelona.

Le digo que qué problema es ese, que voy a tomar unas cañas allí.

Se descojona y me dice “sigues igual” “pues coño, venga, te miro un AVE y te vienes, y te voy a llevar a un sitio a cenar que te va a encantar que me recuerda a ti un montón…”

En ese momento y tras esa conversación sentí una tremenda unión en plan “joder, esta tía me sabe llevar de puta madre”

Eso era el alcohol que aún no había metabolizado, claro.

Pero vamos, que cojo mi coche que estaba aparcado en casa de mi colega, me voy a mi casa, me ducho, hago una maleta y para Barcelona que me fui.

En el AVE fui en preferente como dios, con mi musiquita dormida en un asiento de cuero de estos que estás tú sola, pero me desperté porque a una mujer descerebrada se le puto ocurrió meter a su hijo que no podía parar de gritar como un vástago de algún tipo de animal en ese vagón en Zaragoza. Así que en lugar de cabrearme fui a por una birra al bar y se me acerca un pibe. Y me dice “oye, ¿te puedo pedir un favor?” y yo “a ver” y él me cuenta una movida con una piba, que tiene que llamarla, porque no tenía tarjeta española (el chico era cubano, un pibón de tío xD) total, que yo le digo “a ver, toma, coge mi puto móvil y llámala y arréglalo, déjate de líos” el pavo súper gracioso hablando con ella, me contó toda la historia, me invita a otra birra, seguimos hablando, le invito yo a otra, que no que pago yo, que mira que te llama tu chica a mi móvil, pues Barcelona, pues Madrid, pues Cuba… Hablando ya todo el viaje de risas y de birras en el AVE.

Yo llegué no pedo, pero llegué muy feliz entre lo del día anterior y las cervezas. Y mi ex va a recogerme a la estación y me ve aparecer entre la gente saliendo del AVE descojonada hablando con el cubano buenorro ya despidiéndonos, chocándonos las manos, diciendo idioteces. Y ella “eres lo peor”

La veo y podría pesar como 30kg más tranquilamente.

Estaba súper desmejorada, la pobre.

Estaba nerviosa al verme. Se la notaba MUY nerviosa.

Y yo le di un abrazo intentando no desencajarme un hombro al intentar abarcar todo su ser.

Es que tengo que saltarme cosas, pero alquilamos un coche porque ella es MUY mujer y es la típica de “ay, una columna” y se mete unas hostias aparcando pero de flipar. Como es muy pija, se había alquilado un Smart mientras lo tenía en el taller el suyo. Y yo “ay, qué bonito el Smart con techo solar” y ella “ay, ¿te gusta? jjejejejejejejeejejejejejjejeje jijijijijijijijijijiji” “PERO Y QUIEN ES ESEEEEEE???? TÍA ESTÁS FATAAAALL YO NO ME PONGO A HABLAR CON LA GENTE ASÍIII”

Un pavazo de flipar, la colega. Y que se le notaba que estaba mal pero mal de la cabeza en serio.

Y yo con los ojos en blanco, maldiciendo a esa moneda que lancé por la mañana, y sobre todo, maldiciendo mi gilipollez.

Venga. Ya está, no pasa nada, vamos a disfrutar Barcelona y yasta.

Teníamos planes guays, conciertos al aire libre, playa, cenas, comidas en sitios muy chulos… Pues ya está. Centrémonos en eso y en instalar Wapa.

Aquí comienza la historia, amigos, que mientras ella tardaba un día en Saturno en aparcar el Smart con techo solar en una pista de aeropuerto, yo aproveché para instalar Wapa.

Subimos a su casa a dejar la maleta, había dejado preparadas unas copas con un vino, hablamos un ratillo y me dice que va a terminar de arreglarse y nos vamos a cenar, que está muy contenta de que esté ahí, me da un beso (me dejé) y que ahora sale y ya nos vamos.

Y yo… ok.

Pues claro, entré a Wapa a ver qué rondaba por su vecindad, qué voy a hacer, ¿beber vino y escuchar Estopa solo sin hacer nada malo ni dar por culo a nadie? Imposible.

Y veo cositas interesantes, pero vamos, que me llama la atención que la más cercana no tiene foto de perfil y está a 0.01km.

Yo pensaba que era ella, claro. Y le digo… así en la puerta del baño “¿oye tú tienes Wapa?” y ella “¿qué? ay tía de verdad eh, que no, que llevo varios años sin liarme con tías, ahora te cuento bien”

Además que no, por la frase del perfil no me pegaba mucho que fuera ella.

Así que bueno, le escribí en plan “vecinaaaa” y a otras dos, y la Vecina me contestó en plan “jajaja” pero poco más, ya salió mi ex y nos fuimos a cenar.

Yo creo que esa noche daría para otra entrada de blog.

Nos metimos un fiestón de flipar, además que esta chica es de seguirme el ritmo en todos los sentidos.

PERO yo no me quería acostar con ella porque vi que la estaba volviendo a liar, además la verdad es que estaba muy cambiada (no solo por el físico, sino que se le notaba trastornada, y seguía medicada) así que prefería que no pasara nada entre nosotras para no empezar con el círculo del mal again.

Al día siguiente, nos despertamos con una resaca de tres pares de cojones, pero descojonadas con las anécdotas, y nos íbamos a ir a comer a Cadaqués, así que yo me levanté y lo de siempre, bailando Estopa en bragas mientras se hacía el café, pero claro, esta no tenía nada para que yo desayunara fitnessmente y la verdad es que joder, yo quería unas birritas para el desayuno.

Así que mientras ella se ducha le digo “oye, te pillo las llaves y bajo al paki a por unas birras” y ella “ok”

Cuando voy a bajar, yo con toda mi resaca, me encuentro a una señora en el descansillo esperando al ascensor. “Buenos días” “Buenos días”

Bajamos en el ascensor y bueno, ella vive en un 4º, pero como si hubiera sido un 140º aquella señora y yo salimos del ascensor conociéndonos perfectamente la una a la otra.

A mí que no me gusta NADA hablar, y ella que tampoco se callaba, pues empezamos a hablar de un montón de cosas, salimos del ascensor, seguimos hablando en el portal, salimos a la calle, seguimos hablando en la calle. Os lo juro, hablamos como una hora y media pero DE RELOJ. La mujer súper agradable, interesante, ella interesada en lo que yo hacía, en fin, muy agradable la mujer. Pero encantadora. Era la madre de una chica que había llegado hacía poco al edificio y había venido a verla.

Bueno, pues ya voy al paki, pillo birra y cosillas para esos días y subo.

Mi ex: ¿¿¿DÓNDE COÑO ESTABAS??? QUE TE HE LLAMAO MIL VECES

Y yo contándole lo de la señora.

Y ella: “tía, puedes PARAR de hablar CON TODO EL MUNDO”

Y yo: “no”

Pero ojo, ella después de casi dos horas seguía arreglándose, todo pija.

Yo me abrí una birra, me puse a cantar Estopa y a ver qué me decía la vecina de Wapa.

Nos fuimos a comer por ahí.

Cuando estábamos tomando los gins post comida me escribe la Vecina, que si soy del edificio, de que de qué puerta era, que su madre había llegado a casa diciendo que tenía una vecina increíble y majísima al lado, que había estado hablando con ella casi dos horas, que era la hostia, blablbalbal.

Y que ella le había dicho: “pero si en esa puerta solo hay una gorda que no habla con nadie”

Y ya le empecé a contar un poco la historia…

*** CONTINUARÁ ***

Anuncios

Un comentario en “La vecina de mi ex (Primera Parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s