La militar

¡Rompan filas!

Voy a ser lo más light posible más que nada para no tener un helicóptero bombardeando mi casa con misiles en cuanto le de a “Publicar”

Aquella mañana de sábado, corría una suave brisa veraniega, hacia un sol estupendo y, ¿qué mejor manera de disfrutarla que yendo a tomar unas cañitas con unas colegotas por el centro? En plan de tranquis, ya sabéis, unas cañitas, un gintonic con un árbol de navidad dentro y pa casa.

Pues las “cañitas” fueron cervezas y vinos infinitos, y a las seis de la tarde estábamos sentadas tomándonos unos gintonics por Chueca. Jajajaja jijijijiji. Conocí a una tía que estaba en el bar que era vasca y que mucho tonteo gracioso y titulamos mi objetivo de conquista como “Operación Vajca” (súper ocurrente a la par que original)

Yo iba a la barra, venía la vajca, con la vajca hablando, súper bien, luego nos cambiamos de bar cuando se hizo de noche y se vinieron sus amigas con las mías, estábamos en el sitio todas con nuestra copa, musiquita guay, yo liándome con la vasca, todo ok.

Conforme avanzaba la noche, mis amigas iban cayendo y las suyas igual (llevábamos tol día de cañas) pero la vajca y yo seguíamos ahí. Ella porque era vasca, y yo porque soy lo peor.

Y porque me tenía muy perra también.

En un momento dado, la vasca me dice que salga con ella a fumar fuera.

Estamos ahí hablando, yo contándole cosas, ella también, riéndonos… lo típico con alguien que acabas de conocer.

Y de repente se oye “¡¡¡¡¡ PERO ME CAGO EN DIOS, HIJA DE PUTA !!!!!!”

Se giraron todos los cuellos de la plaza de Chueca.

Y viene una tía hacia mí.

¡¡¡ JEFA, JODER, ME CAGO EN LA PUTA CUANTO TIEMPO TÍA!!!

Y yo: *glup*

Era una tía militar que hacía AÑOS, cuando yo tenía 18-19, salía por los mismos sitios que nosotras y bueno, de algunas noches de fiesta juntas, de que era muy coleguita de una de mis mejores amigas y bueno, poco más. Pero de eso solo.

Pues viene con la vasca y conmigo, le pide fuego a la vasca mientras empieza a soltar auténticas burradas que hacíamos en esa época, recordando batallitas de unas y otras, de cosas que yo hacía, de noches… Y la vasca flipando, claro. Y yo mirando a la militar en plan “tía, corta, que me asustas a la chica” y la militar “BUAH CHAVAL Y TE ACUERDAS DEL DÍA ESE QUE NOS FUIMOS A XXXXX CON XXXXX e hicimos XXXXXXX????? JAJAJAJAJAJAJA”

Yo con una gota de sudor enorme en la frente, en plan como en los dibujos japoneses.

La vasca mirándome en plan como… “madre mía, colega”

Total que le digo a la militar: “bueno tú, me alegra haberte visto, nosotras ya nos metemos dentro jejejeje” y cojo de la manita a la vasca y la meto pa dentro con la esperanza de invitarla a media botella de Jagger y que se le olvidaran semejantes episodios.

La militar: “tía, pues a ver si quedamos, te dejo mi número, qué de puta madre tía me encantas me caes de puta madre tía es que no teníamos mucha relación pero siempre me has parecido una tía de puta madre y mimimi”

Y yo que sí que sí, que ok.

Estoy dentro del bar con la vasca, ya lo de la militar se ha olvidado, estamos otra vez ahí nosotras súper bien, ya solo estábamos ella, yo, y su amiga gorda, que se quedó hasta el final. Era un poco triste estar comiéndonos la boca en su cara como si fuéramos tigres devorando a un ñu, pero bueno, ella era feliz así por lo visto.

El caso es que estamos ahí comiéndonos la boca todo cerdas ante la atenta mirada de su amiga gorda y hablando de irnos a mi casa, y de repente me dan dos palmadas en la espalda con las que se generaron los suficientes Julios como para mantener una central eléctrica durante varias décadas.

Me giro y es la militar.

Bueno, tosí un poco antes de girarme.

En realidad tosí, me reanimaron, y me giré. Ok.

Y la militar en plan: “BUAH TÍA DE PUTA MADRE EH QUÉ BIEN HABERNOS VISTO JAJAJAJA VENGA QUE OS INVITO A TODO LO QUE TOMÉIS”

Y nosotras… “Gracias, pero que ya nos vamos”

“Venga Jefa coño, cuánto, ¿10 AÑOS QUE NO NOS VEMOS? ¿Y NO TE TOMAS UNA PUTA COPA CONMIGO? VA VENGA”

Nos pide dos copas.

La vasca me mira en plan… “a ver a esta tía qué le pasa contigo”

Y yo “que no he tenido nunca nada con ella”

Y ella “pues te está entrando”

Y yo “que no tía, que es colega”

Y ella con mirada sospechosa… “ya”

Nos tomamos esa copa y cuatro más con ella.

La militar no dejaba de contarle descojonada a la vasca lo golfa que yo era, cosas de mis amigas, de mis exs, de las gilipolleces que hacíamos, las movidas que teníamos…

Y lo peor es que al final la militar a mí me hacía gracia.

Al final pasó lo que yo veía venir, que la vasca se asustó.

Se asustó entre tanta historia, la militar liándola, la militar y yo invitando a todo el bar a chupitos, descojonadas, recordando batallas y la vasca en plan que había estado conmigo antes en plan todo tierno y hablando súper guay y todo cariñosa, ya ella llegó al punto al que llegan casi todas las chicas que están conmigo: “pero esta piba quién coño es” (pero bueno, si llegan ahí es que no me conocen) (en fin eso es otro tema)

La militar me zorreó un poquito y la verdad es que me hizo gracia.

No sé por qué, pero me empezó a poner un poco perra la militar.

Y mira que la vasca me gustaba, me gustaba mazo. Pero bueno.

La vasca me dice que mira, que se va a casa con su amiga gorda. Y yo la verdad es que en ese momento podría haberle dicho perfectamente: “venga, nos vamos juntas, que paso de esta tía”

Pero no, es que yo estaba pasándomelo bien. A tomar por culo, me la suda la tía esta. Hale, encantada, adiós.

Me quedo con la militar ya las dos recordando las cosas muy jevis descojonadas, brindando y todo moco de risas.

Pasó el tío de las rosas y me compró ella TODO EL RAMO (hay fotos)

En plan “cuánto es todo el ramo y vete ya a casa”

De hecho, al tío de las rosas le puedes preguntar que se acuerda de esa noche perfectamente y cada vez que nos vemos la recordamos xD.

Bueno, yo dejando el ramo en el ropero, luego en otro sitio con el ramo parriba y pabajo, haciendo doscientas gilipolleces, descojonadas.

Cierran todo.

Nos vamos de after.

Me confiesa en el after que yo siempre le había llamado la atención pero que no sé por qué que nunca había hablado mucho conmigo (típico discurso de estar to moco y querer follar)

Y yo que sí que sí pero que no nos vamos a liar.

Me dice: “acompáñame a un sitio”

Y yo “que no vamos a ir a follar a tu casa”

Y ella “pero no es a mi casa, que yo vivo en el cuartel y tengo que volver al cuartel en 4h”

Y yo ok.

Llama a un piso.

Subimos.

Y hay una vieja sacando pollos de farlopa de unos jarrones ¿?¿?

Ok.

Bueno, esta historia es muy larga, el caso que nos puso unas copas la vieja y estuvimos hablando un rato, y la militar y yo nos empezamos a enrollar delante de la vieja.

El ramo de rosas encima de la mesa.

La militar llamó al cuartel y contó una movida para flipar que no podía volver por la mañana por no sé qué historias.

Nos fuimos de la casa de la vieja y nos metimos en otro after.

Yo seguía con el ramo de rosas.

Al mediodía llegamos a mi casa, follamos un rato y nos quedamos dormidas obviamente.

Serían las 19:30 cuando ella me despierta y me dice que por favor la acerque al cuartel, que tiene ya que volver que si no la van a detener y que la han llamado, que tiene que volver.

Yo me visto y la llevo.

Yo no sabía ni en qué día vivía.

Cuando llegamos me dice “bueno, vamos a tomar algo al bar de aquí al lado que aún tengo tiempo y están mis compañeros aquí y tal”

Entramos al bar.

Y claro, estaba atardeciendo, cielo rosadito y eso.

Entramos al bar. Lleno de militares.

Veo a todo el mundo con su botellín, su tapita y tal.

Y yo: “joooooooder, qué buen rollito tenemos aquí a primera hora eeeeeeh”

PENSABA QUE ESTABA AMANECIENDO.

Pensaba que era por la mañana.

Bueno, nos tomamos allí algo, la acompañé a la puerta y nos despedimos.

La detuvieron y, esa noche, durmió en el calabozo.

Yo llegué a mi casa aceptando que era de noche y no de día, y metí el ramos de rosas en un jarrón con agua, no con farlopa.

La militar me jodió la “Operación Vajca” y los ciclos circadianos. 

La historia de las TETAS

He puesto una encuesta en Twitter para ver qué mierda escribir hoy aquí, dándoos a elegir entre tres opciones, y ya me dispongo a redactar esta aunque solo hay solo 15 votos, porque está claro que vais a votar TETAS inmediatamente, o al menos eso deberíais hacer. Si no, sentiré que mis enseñanzas de amor tetil todo este tiempo no habrán servido de nada.

Sobre todo teniendo en cuenta que las otras dos opciones están relacionadas con personas cuyas vidas estaban sumidas en las drogas y a priori eso no debería interesaros más que un BUEN PAR DE TETAS.

Pero eh, que todo llegará.

Lo de las otras historias, no lo de que os gusten más las drogas que las tetas.

ESTAS INTRODUCCIONES DE MIERDA POR QUÉ LAS HAGO.

Pero oye, antes de nada, quería deciros que gracias por tu blog, lo leo siempre que puedNO, es importante: HOY CASI MUERO ESTRELLANDO MI COCHE CONTRA UNA MEDIANA PORQUE SPIDERMAN SE HA PRESENTADO EN MI COCHE. Pero bueno, eso es otra historia. Es que fatal eh, fatal. Vamos, no sabéis lo que es que se os descuelgue un arañón delante de la cara mientras conducís y tener que aguantar ahí sin poder darle al Eject. Aguantar con la cabeza echada hacia atrás, apoyadita en el maletero.

Jesús, qué susto.

BUENO, qué mejor manera de celebrar que estoy viva hablando de tetas.

Alguna vez os he hablado de esa única novia novia como NOVIA que he tenido, con la que viví un tiempo. Pues bueno, al final de nuestra relación, cuando ya decidimos irnos cada una por su lado, tuvimos que convivir un mes más habiéndolo dejado mientras terminaba el contrato de alquiler (pagaba yo y ella no tenía donde irse) y aparte para hacer la mudanza y toda la pesca.

Yo tenía una amiga que vivía en otra ciudad que era súper colega mía, mucha confianza, tuvimos un rollito hacía años, en plan de pequeñas, 16-17, pero la chica era tan normal y nos llevábamos tan guay que continuábamos la amistad.

Esta chica empezó una relación y bueno, me propusieron venir a verme a Madrid, quedarse en nuestra casa, estar un puente que había juntas y eso. Aunque estaba la cosa con mi novia un poco así así, nos llevábamos muy bien las 4 y joder, somos adultas, no pasa nada, podemos estar genial.

Me acabo de reír con una risa de esa maligna con ataque de tos al final porque me han venido imágenes de esos días y joder, la madre que me parió.

Ok.

Bueno, mi amiga digamos que era A y su novia B. Pues B era de un pueblo de una ciudad que no mencionaré para no liarla por si acaso. Y B tenía una súper amiga: C.

Total, que vienen a Madrid, A y B se quedan en nuestra casa, estamos allí guay, todo genial, salimos, entramos, hacemos cena guay en mi casa… En fin, lo típico.

(Acabo de mirar la encuesta de Twitter y la cocaína y las tetas van casi empatadas, no me jodáis) (Nada, borraré la encuesta y diré que el resultado ha sido este con gran diferencia)

Bueno.

El caso es que B dice “ay tía, pues una amiga, C, me ha dicho que justo ha venido a Madrid y está viendo a su hermano y no sé qué, podemos quedar con ella”

Y yo “ah, pues guay”

Salimos de fiesta mi (ex) novia, A, B y viene C.

Yo no conocía a C, solo de oídas.

C por lo visto llevaba su lesbianismo muy secretamente en ese pueblo, porque la chica yo qué sé, se agobiaba.

C tenía una novia secreta.

C tenía unas PEDAZO DE TETAS.

PERO TETAS.

No tetas de gorda eh, tetas de TETAZAS de que la tía está buena que flipas y tiene unas TETAS naturales que yo tragué saliva al verla.

Carraspeé.

La gente nadaba con manguitos a nuestro alrededor.

En serio. Tetazas. Tetas increíbles. Perfectas. Grandecitas pero… Ok ya paro que me estoy poniendo perra.

Sonreí, a pesar de que lo que quería haber hecho era rugir.

Jejejejejejejej holaquétal.

Estuvimos de copas un rato por ahí las 5.

Mi (ex) novia poniendo los ojos en blanco de verme “jajaja jijiji” con C todo el rato.

Y de mala hostia.

Mi amiga, A, que se llevaba genial con mi (ex) novia, diciéndome “tía que C tiene novia eh, que no la líes, que balbalbalb”

Y yo que sí que sí que vale, joder, sois unas histéricas.

Me venía B, y me lo volvía a decir.

Y yo: QUÉ PASA, QUE SI YA HABLO CON ALGUIEN TIENE QUE SER PORQUE QUIERO FOLLÁRMELA, ¿NO? NO PUEDO HABLAR PORQUE ME CAE BIEN. JODER, ES QUE MIRA QUE SOIS BÁSICAS.

Y mi amiga mirándome con la ceja arqueada invadiendo el espacio aéreo.

C me reía TODAS las gracias demasiado, y con el paso de las copas, más aún.

A, B y mi (ex) novia mirándonos en plan “qué hostia tenéis las dos”

Total, que ya mi (ex) novia en plan “a ver, chicas, que yo curro mañana mimimi” y como nos quedábamos las 4 en mi casa, pues nada, ya nos vamos, venga, vámonos de una puta vez. Hijas de puta jodedorasdenochestetiles.

Nos vamos en el coche de B. Y B: “Jefa, tú guíame que antes hay que pasar a dejar a C en casa de su hermano”

Y dice C: “oye y por qué no vamos todas directamente a casa de Jefa, y así no dais vuelta y nos tomamos la última, ¿no te importa no, Jefa?”

Yo en ese momento sentí un tirón en las bragas con el que podría haber remolcado un buque a puerto.

“Pues claro que no me importa, va, si así es mejor, que has bebido algo, vamos directas a casa y no damos tanta vuelta y además se queda con nosotras y tomamos la última, claro”  *C y yo en la parte de atrás del coche con mi (ex) novia en plan jajajaja jijijjiji*

Mi (ex) novia, A, y B con los ojos en blanco. Suspirando al cielo.

Cuando llegamos a mi casa, estuvimos las 5 tomando la última en el salón súper bien con musiquita, y A, mi amiga, viene conmigo a la cocina a por hielo y me lo vuelve a decir “tía, en serio, no líes a C, que B (su novia) ya está rayada por el pueblo y su novia que es su mejor amiga y balbalbal”

Y yo… JOOOOODER qué putas pesadas sois, pero qué pasa, que no me puede caer bien alguien, que ya si hablo es que quiero algo? Me está contando… Cosas… ES QUE SOIS MUY BÁSICAS, JODER. QUÉ TRISTES SOIS.

Pero claro, es que ellas veían cómo le miraba yo las tetas a esa chica.

Veían como surfeaba la ola que emergía de mis bragas cuando le miraba el canalillo.

Ese canalillo CELESTIAL yo no lo había visto en mi vida.

BUENO.

Mi (ex) novia dice “bueno mira, yo mañana curro, me retiro”

Vivíamos en un dúplex bastante tocho, así que en la separación yo le había dejado la habitación principal a ella (a pesar de que pagaba yo eh, calzonazas forever yuju!) bueno, y en la buhardilla yo me había montado otra habitación provisional. (Con un colchón guarro en el suelo como si yo fuera de la Commonwealth)

Pero vamos, que esto viene a que el dormitorio principal estaba al final del pasillo donde estaba el salón.

Y mis amigas se retiran también y dormían arriba.

Para subir arriba había que pasar por el salón sí o sí.

(Estos son datos MUY importantes)

Cuando nos despedimos y nos quedamos solas, me dice C…

“Oye, tú no decías que tenías un whisky muy caro?”

Y yo… “joder, te gusta el whisky y no has dicho nada antes cabrona?”

Y ella… “porque quería que nos lo tomáramos nosotras”

Y yo… Ok.

Los Beach Boys cantando Surfing USA en mis bragas.

Pues voy a buscar el whisky que tenía guardado para bebérmelo con mi gato cuando inaugurara mi apartamento de soltera.

Pensé que aunque quería mucho a mi gato, era mucho mejor bebérmelo con esa chica de tetas increíbles. Él lo entendería.

Bueno.

Nos pusimos música súper bajita, bajé la iluminación y estuvimos hablando en plan súper tranquilo en el salón, whisky tras whisky, nos empezamos a liar, nos empezamos a meter mano, otro whisky, más liarnos, más meternos mano, la botella ya a la mitad, de esto de intentar no hacer ruido porque teníamos a mis (y sus) amigas arriba y a mi (ex) novia al lado, yo comiéndole las tetas sin hacer ruido, bueno, en fin, que ya descojonadas, las dos en pelotas en el salón tomando whiskys, y en plan jajaja jijiji silencioso y nos quedamos dormidas en el sofá.

Dormidas pero OJO, que serían las 6 cuando nos quedamos sopas.

Mi (ex) novia se levanta por la mañana y el salón tenía unas puertas así de cristal por las que se veía la zona del sofá. Enfrente de la cocina.

Ella se levantó a hacerse un café y me vio a mí con la cabeza hundida en esas TETAS CELESTIALES.

Obviamente se cagaría en mi puta vida y se fue al curro.

Mis amigas bajan a desayunar y se querían ir a dar una vuelta por el Rastro o no sé qué y se encuentran la maravillosa estampa.

Mi amiga A, coge y nos echa por encima LA FUNDA DEL SOFÁ.

Yo babeándole las tetas a C.

B estaba CABREADÍSIMA PORQUE CLARO, QUE LA NOVIA DE C ERA SU AMIGA, Y JEFA ES UNA ZORRA Y POR QUÉ TIENE QUE LIARLA QUE JODER SIEMPRE LA LÍA.

Bueno, cuando me despierto, veo que estoy envuelta en una funda de sofá con unas tetas.

No sabía exactamente si quería moverme o no.

Me volví a dormir.

Esas TETAZAS me absorbieron de nuevo.

Nos despertamos a las 2 de la tarde en plan “WTF”

Bueno.

Mis amigas nos habían dejado una nota. Diciéndonos: “ya os vale, zorras. Sois lo peor. Estamos en XXXX, llamadnos”

Mi amiga, me había mandado además un mensaje luego en plan que su novia se cagaba en toda mi estirpe y que mi (ex) novia estaba fatal.

Al final, nos dimos una ducha (larga) y fuimos a buscarlas, tomamos algo, y me llamó mi (ex) novia que estaba hiperjodida vomitando y todo en el curro rollo resaca o no sé, y yo estaba sin el coche, así que tuvo que venir un colega para ir a rescatarla.

La llevamos a urgencias (ya esto solos él y yo, y le conté la historia, obviamente se descojonaba, porque bueno, esta chica a mí me la hizo muy gorda unos años atrás, después de muchísimas cosas que había hecho por ella, pero bueno eso es otro tema)

Y cuando está en urgencias la hicieron esperar para ponerle Primperán o lo que sea y le pregunté que qué tal se encontraba y me soltó: “te huele todavía la boca a coño” y yo… “¿perdona?” y ella “QUÉ HICISTE ANOCHE” y yo… “¿qué hice anoche?” (yo cuando paso de discutir hago mongoreplys) y ella “PERO QUE TE HE VISTO ESTA MAÑANA, GILIPOLLAS” y yo… “a ver, es mi casa, lo hemos dejado hace un mes, eres tú la que has querido quedarte después de todo y supuestamente tener buen rollo” y ella “QUE ESTOY FATAL BLABALBLAB” Me montó un dramón de tres pares de cojones en mitad del hospital y yo tenía una resaca del puto Whisky ese Glenfiddich 21 años que casi palmaba.

Mientras yo solucionaba mis conflictos (ex) matrimoniales, mis amigas le comían la cabeza a C, en plan histéricas, sobre todo B, rollo “PERO TÍA QUÉ HAS HECHO, DE ESTO NO SE TIENE QUE ENTERAR TU NOVIA, QUE JEFA TE VA A DECIR MOVIDAS PERO NO VA A SER TU NOVIA NUNCA NO DEJES A LA OTRA POR ELLA NI DE COÑA” (esto me lo contó C luego)

EN FIN, que todo lokers. Por unas tetas, joder.

Bueno, al final ellas se fueron, C siguió en contacto conmigo un tiempo pero más allá de esas TETAS no me gustaba, y yo a ella tampoco supongo, preferiría la seguridad que le proporcionaba su novia pueblerina que nunca, nunca sabrá que se está comiendo mis babas de esas MARAVILLOSAS TETAS CELESTIALES.

FIN.

CONCLUSIÓN 1:  que B me odiaba porque 1) su novia perdió la virginidad conmigo, 2) le comí las tetas a la novia de su mejor amiga

CONCLUSIÓN 2:  ES QUE OS HE OCULTADO INFORMACIÓN PORQUE ANTERIORMENTE HAY OTRA HISTORIA CON OTRA AMIGA DE B, PERO MEH. Bueno, que sí, que me he follado a todas las amigas de la novia de mi amiga, pero eso qué más le dará a ella¿?

CONCLUSIÓN 3: menudas TETAS

CONCLUSIÓN 4: tetas.

Empezando por el final

Y entonces, sucede: resurges renovada, como un ave fénix.

Te sientes bien.

Dentro de ti solo queda un estruendoso silencio.  

Has dejado atrás cualquier sentimiento. No sientes nada, se han callado los gritos del odio y la ira, el eco de la pena y la rabia.

No hay motivo para culparse. Tenías que arrancar todo ese daño acumulado dentro. Había que expulsar la bilis de la traición y el engaño.

Pero, sin saber cómo, has perdido el control de la situación, ahora el dolor tiene las riendas de todas tus acciones. Se ha adueñado de ti.

Quieres mantenerte indiferente, dejarlo pasar. Pero es una lucha interna muy fuerte entre razón y corazón. No es lo que te importe nada relacionado con esa persona, es tu derecho a defenderte. Encima, ¿después de todo? Solo faltaría. Únicamente quieres gritar “basta ya”

Experimentar la liberación te hace sentir muy bien, pero la huída se torna complicada entre más mentiras, palabras denigrantes e intentos de hacer daño: “te vas, pero haré lo posible para que no puedas estar bien”

Se ha caído la máscara. Ahora ves lo que es en realidad. Y piensas en ti, en cómo has permitido que te traten así, en cómo has dejado que alguien de esa calaña se haya reído así de ti y te haya convertido en una sombra de ti tanto tiempo.

¿Qué está pasando? Te enfadas mucho contigo, te han tomado el pelo de manera exorbitada. A ti.

Despiertas. Se acabó. Emprendes la huída. 

Con la espalda llena de sangre, te asestan la última estocada.

Sigues viendo cosas que no te gustan nada, sigues recibiendo golpes. Intentas salir, pero no puedes.

Cada día eres más infeliz, has dejado de ser tú, pero estás atrapada.

Recibes constantes puñaladas, pero siempre puedes justificarlas. Siempre hay una explicación para todo.

Te conformas con lo más nimio, te aferras a cualquier gesto asintótico a la recta del cariño. En otras circunstancias ese gesto sería lo cotidiano, lo normal, lo esperable, pero ahora es lo más valioso que tienes. Lo que necesitas para continuar.

Eres feliz con algo irreal, pero tú no lo ves. O mejor, no lo quieres ver.

Sabes que no es nada bueno, pero te engañas a ti misma.

Y entonces, sucede: te has enganchado a esa persona.

*Nota: este texto puede leerse en ambas direcciones, según hacia donde se estén encaminando tus pasos: ¿libertad o cautiverio?* (prueba a leerlo desde abajo hacia arriba)

**** Dedicado a ti, “A”. Mucho ánimo, campeona. Un abrazo fuerte de heavyweight ****

La bollera del Manchester

He vuelto porque la vida es demasiado corta como para que haya días que no me leáis.

Tengo muchas nuevas, recientes y jugosas historias bizarras que contaros, pero sabéis que suelo dejar un tiempo prudencial entre que suceden y escribo, por eso de no llevarme un par de hostias.

Aunque las dos hostias las tengo siempre, ¿no? Permanentemente, día a día. Pero vamos.

Esta historia es de hace muchos años, y no sé por qué me da que la tía que la protagoniza probablemente me esté leyendo, lo que pasa también es que quizás sea tan lerda que incluso leyendo todo esto ni se de cuenta de que es ella.

Ok, no me voy a cebar (nunca me cebo) (podría hacerlo) (pero no)

*SUSPIRO FUERTE*

*TRAGO A LA CERVEZA*

*CRUJIDO DE DEDOS*

POR DÓNDE COJONES EMPIEZO.

Por aquella época yo tenía un grupito que hablábamos en un chat del IRC mucho, y cada una era de un sitio: que si Madrid, BCN, Málaga, Sevilla… Una mezcla ahí muy de puta madre de bolleras.

Yo, como ser sociable, agradable, y simpático que soy, me llevaba bien con muchas de ellas y bueno, yo zorreaba de manera absolutamente deliberada y cerda sutilmente con una de Málaga. Había una tía de Barcelona que era muy maja, pero era una tía muy gorda así todo macha (con todos los respetos eh, que yo no soy la adalid de la feminidad, pero no tengo el pelo de punta pintado de amarillo pollo así con crestita extraña) (que es respetable pero eh, es solo que a mí no me gusta)

El caso, que a mí no me gustaba como para nada más, pero me caía bien. Me caía bien pero no de ese bien de querer comerle el coño hasta que se le viera el hueso.

Pero se ve que ella no lo entendía así.

A todo esto, yo mamoneaba con la de Málaga, lo vuelvo a repetir. Era un mamoneo guay.

Y por cierto, yo me estaba enrrollando con una chica de Madrid pero no tenía nada más que eso, liarnos y ya.

BUENO. Un día la de Barcelona me empieza a decir que siente muchas cosas por mí, que me quiere conocer, que venía a verme y yo… “VAMO A CALMARNO”

Pero un día, me pide mi dirección para mandarme algo. Yo hablaba con ella por teléfono, tal, nos llevábamos guay, desde hacía muchos meses, y se la di.

Me envió una carta que aún la tengo con la que podéis llorar (de pena claro) y dentro, pegada con pepel celo a la cartita, una tarjeta de móvil que tenía con un “Duo de Amena” ¿Sabéis esas tarjetas que por aquella época llamarse entre ellas era gratis?  PUES ESA.

En plan para hablar nosotras todo lo que quisiéramos.

Y yo… Ok.

Se lo cuento a la de Málaga.

La de Málaga me cuenta que también le ha intentado entrar a ella y me contó mazo de movidas y yo ahí empecé a darme cuenta de lo puto piradas que están las putas tías bolleras del demonio.

La de Barcelona venga a mandarme regalos a casa, paquetes de regalos, discos que me gustaban, camisetas, movidas.

Ni nos habíamos visto jamás eh. O sea, solo por foto y webcam y eso.

Ya se obsesionó en plan “voy a verte” y yo que no, y ella que sí que quiero verte, que quiero verte, y yo que no, pero vino, vaya que si vino. Pero yo ni le cogí el teléfono. Es que no le había dicho que quería verla ni nada, cojones. Y además es que plantarte en mi casa sin mi consentimiento es de cruzar ya un poco la línea entre lo romántico y lo psicópata, además sabiendo que NO quiero nada, joder.

Estoy resumiendo mucho xD.

El caso, es que ella se fue, me dijo que por favor, que quería verme, que otro día, que lo organizáramos, balbalblaba.

Y yo, A VER. Se corta esto eh.

Y lo corté. Porque era de locos.

Bueno, drameó a todas las del grupo estas del chat, unas movidas que yo no tenía ni puta idea de cómo funcionaban, yo era ajena a todo eso.

Yo seguía hablando con la de Málaga y estaba al tanto de todo, y decidimos quedar.

Fui a Málaga a verla (la cita con ella merece OTRA entrada de blog xDDD)

Y bueno, estuve con ella y cuando se enteró la de Barcelona se montó el CISCAZO DE LA VIDA.

Pero de liarla mazo, de ponerse a soltar mierda de las dos, (porque claro, la de Málaga también había sido o era su objetivo) las otras chicas flipando con el drama obviamente.

Yo estaba con mi tarjeta Dúo de Amena en la mesita de noche pensando que qué había hecho mal en la vida para tener que aguantar eso.

Seguía mandándome cosas.

Le dije que a ver, que ya ni se le ocurriera mandar nada más y que no quería saber nada. Y ella me dice que ok.

Pasaron un par de meses y me habla otra vez por mensaje.

Y bueno, estaba más calmada, me pidió disculpas, en plan que se le había pirado y tal. Bueno, tranquila, no pasa nada. La chavala era muy maja, y sin más, si hablábamos un rato tampoco sin locuras no pasaba nada.

Al poco tiempo me dice que viene a Madrid, que tenía una entrevista de curro y no sé qué movidas. Que por favor que quería solo un café y tal.

Vale, venga, un café. Coño, tampoco pasa na.

Quedamos a la hora de llegar ella a Madrid. Me dice que se ha mareado un poco en el AVE y se pone a vomitar como una loca en una papelera en medio de Gran Vía.

(Os lo juro)

Pero de vomitar como Emily Rose cuando le enseñas un crucifijo.

Y yo en plan… “bueno, cuando acabes estoy aquí tomando una caña”

Verla con su pelo de punta amarillo pollo y un cinturón con la bandera gay vomitando abrazada a una papelera de Gran Vía es una de las imágenes más bonitas que me ha regalado la vida.

Bueno. Como estaba así, pues joder, ven a casa, que yo vivía cerca, que te doy Primperán.

Sube a mi casa, y colega a la muy zorra ya le cambió la cara cuando estaba en mi casa, y sin ni tomarse el Primperán.

Ya puso cara de comadreja entrando en un gallinero.

Por supuesto que fue al baño, se enjuagó o lo que sea e intentó comerme la boca y todo eso, y meterme mano y acosarme cual perra, pero manejé la situación bien.

De hecho, llamé a dos colegas y vinieron.

Ah, a todo esto, yo seguía con mi rollo de Madrid… Y esa noche cuando salimos (que la gorda del pelo pollo de punta se vino) vino mi rollo.

Mi rollo era… meh.

La típica bollerilla flipada de 19 años, que tampoco, sin más, era lo que tocaba por la edad. Y nada, estaba con ella guay, pero era eso, muy flipadilla la pobre xD. Pero vamos, lo que pasa que mi rollo se crecía un poco cuando estaba conmigo sabiendo que la gorda quería conmigo (cosas de niñatas bolleras malas)

Y la de Barcelona “TU ROLLO ES GILIPOLLAS”  “TÚ TE MERECES ALGO MEJOR QUE ESO”

Y yo en plan… ¿como qué? ¿Como una tía de 1,58 de 100kg con el pelo de punta amarillo pollo que me las lía finas? Qué hijaputa.

BUENO, que me lío.

Al final, la tía esta de Barcelona se fue, todo siguió relativamente en paz.

Todo lo en paz que se puede estar tratándose de estar protagonizando mi vida.

Al cabo de los meses un día de repente me dice que es que no puede más, que le gusto muchísimo, que lo está pasando fatal porque ella SABE que soy la mujer de su vida que JAMÁS ha sentido eso por nadie que por favor que ese mismo día se coge un tren y viene y hablamos.

Y yo… Pero que no hay na que hablar, tú.

Y ella POR FAVOR, DÉJAME LLEVARTE A CENAR Y HABLAMOS.

Y yo…Pero que no, que yo además esta tarde me voy a Jaén. –> (esto era verdad)

Y ella… Bueno, pero nos da tiempo a comer o a un café.

Y yo…Que no.

Se coge un tren la muy desequilibrada.

Mira, yo ya no quería mirar el teléfono, porque entre eso y conversar con la pared había muy poca diferencia.

Yo estaba con mi maletita, yendo hacia Atocha, todo feliz.

Y ella “QUE ESTOY YENDO”

Y yo pensando “buah, pa cuando llegue, mi tren se ha ido y fin”

Mira…

Mira…

MADREMÍA.

Estoy ya DENTRO del tren en Atocha.

Sentada en mi puto asiento.

Y me empieza a llamar todo loker. Yo ya no le cojo porque pa qué, si es que no tiene puto sentido la situación.

Me empieza a mandar 200 SMS (OJO, SMS) en plan “YA ESTOY LLEGANDO NO TE VAYAS EH”

Y yo pensando “a ver, como si pudiera esperarme, el tren se va”

XDDDDDDDD

Quedaban 2 minutos para que mi tren saliera.

Me dice por SMS POR FAVOR PONTE EN LA PUERTA DE TU VAGÓN POR FAVOR.

Y yo * ojos en blanco*  *suspiro*

Voy a la puerta del vagón.

Y veo, por las pasarelas estas de arriba de Atocha, la marabunta apartándose, la gente así pegándose a los lados y a las barandillas y una gorda gritando con una mochila, una gorra negra de Ripcurl y una camiseta del Manchester United corriendo y gritando con una bolsa en la mano en plan “POR FAVOR!!!!!! PERDON!!!! APÁRTENSE!!!!!!!!”

Y yo con las cejas arqueadas hasta el Planetario.

La gente mirando claro, porque era un espectáculo.

Con el móvil en la mano llamándome y yo en la puerta del vagón.

Llega todo sudada, ya el pelo amarillo pollo no lo tenía de punta porque estaba bañada en sudor de correr desde el AVE hasta la zona de los regionales, con sus raíces negras, su amarillo pollo no se notaba de lo mojada que estaba (del sudor, hijos de puta) Aunque bueno, probablemente estuviera mojada también de otrOK, qué asco.

Pues eso, que era como un perro mojao.

Y llega ahí, me da una bolsa.

Y yo… Pero tía, que no me tienes que dar nada…

Y ella que sí, que es tuyo… *jadea* Que te lo quiero regalar… *jadea al borde de morir*

Y me abraza todo sudada (yo sin bajar del vagón todo digna claro xD)

Yo en plan “jejejeje pero no me toques mucho” Así con la manita de lado dándole, sabes.

Y me dice “bájate, pierde el tren”

Y yo pensando… “no, es que no estamos en esa situación romántica, me cago en dios”

“No”

“Bájate, vente conmigo, vámonos a perdernos por Madrid tú y yo”

“Jaja. No.”

Me engancha del brazo.

Yo agarrada a la barra del tren.

“Tía, el tren sale ya, tengo mi maleta mis cosas ahí”

“CORRE VE A POR TUS COSAS Y VÁMONOS, VENTE CONMIGO”

“Mira tía, que no, suéltame”

Los de al lado del vagón flipando claro.

Ella enganchada a mi brazo.

(Yo en aquel momento no era culturista de élite  ni había recibido instrucción en Krav Magá como ahora y no podía reventarle la cara de un codazo)

Y yo… “suéltame”

Sonaba el pitido de las puertas

Y ella QUE NO TE SUELTO. QUE VAMOS A SER TÚ Y YO HOY.

Las puertas cerrándose y ella con el brazo tronco ahí enganchada.

Puertas se abren.

Todo cristo mirando lógicamente cómo una gorda de 100kg ataviada con una camiseta del Manchester y una gorra de Ripcurl me cogía del brazo.

Pitido otra vez, puertas que se van a cerrar.

La tía que no me suelta, ya la gente increpándola xDDD

Viene un tío de esos de control: “El tren mientras no se puedan cerrar las puertas no sale, venga, ya, despedíos”

Y yo A VER, YO ME DESPEDÍ HACE MESES.

Bueno, el tren salió con 5-10 min de retraso del numerito que montó la tipa.

No la volví a ver.

En la bolsa había:

  • Una camiseta con nuestros nombres
  • El disco de Evanescence
  • Una bandera gay
  • Una pulsera

TODO MUY BONITO. PERO PA QUERERME ASÍ, MEJOR NO ME QUERÁIS EH.

Nunca más hablé con ella, solo sé por otras amigas, que al poco tiempo me dedicó “Bring Me To Life” en una radio catalana